El Comercio

Siero defiende que Paredes es «el mejor sitio» para acoger al Real Oviedo

Los terrenos de Paredes situados entre la tienda de Ikea y el concejo de Oviedo, que Siero ofreció al Real Oviedo.
Los terrenos de Paredes situados entre la tienda de Ikea y el concejo de Oviedo, que Siero ofreció al Real Oviedo. / PABLO NOSTI
  • El alcalde Ángel García sigue «ilusionado y trabajando» para que la ciudad deportiva del club azul se ubique en los terrenos detrás de Ikea

El regidor de Siero, Ángel García, mantiene su planteamiento inicial de que los terrenos de Paredes, situados detrás de la tienda de Ikea, son los más idóneos para albergar la nueva ciudad deportiva del Real Oviedo: «El sitio es el mejor posible, indudablemente, y eso nos hace tener esperanzas de que la propuesta pueda salir adelante», manifestó a este diario.

Las últimas informaciones relativas a que el club azul ya trabaja en un boceto para habilitar ocho campos en los terrenos de El Asturcón no parecen desanimar al mandatario socialista. «Seguimos ilusionados con la idea y trabajando para que sea posible, pero la decisión última tendrá que tomarla el Real Oviedo, que ya sabe que tiene esa opción», añadió sin entrar en más detalles.

111.236 metros cuadrados

Los terrenos que el alcalde ofrece al club carbayón tienen una superficie total de 111.236 metros cuadrados, de los que 92.076 deberán cederse al Ayuntamiento de Siero cuando culmine el proceso concursal que sigue en marcha desde hace varios años. El convenio para desarrollar el centro comercial Parque Principado -ahora Intu Asturias-, inaugurado en 2001, conllevaba la construcción una gran zona verde (de 76.025 metros cuadrados), un área deportiva pública (16.051 metros cuadrados) y otra zona deportiva privada (19.160 metros cuadrados).

El hipermercado cambió de dueños y esos equipamientos compensatorios se fueron demorando. El Pleno de Siero autorizó en 2006 subrogar a la empresa Excarpri la ejecución de esas obras. La firma depositó un aval de 2,4 millones de euros e incluso comenzó los trabajos, pero después entró en concurso de acreedores y se disolvió a finales de 2009.

Fuentes consultadas achacan el retraso en resolverse este expediente a un posible intento del administrador concursal de encontrar comprador para los terrenos previstos como zona deportiva privada. Desde el gobierno de Siero nunca ocultaron esas trabas legales, pero se comprometían a intentar desbloquearlas. No es menos cierto que la opción de El Asturcón, que es la que ahora cobra más fuerza, también presenta problemas legales al tratarse de un equipamiento deportivo municipal en suelo no urbanizable, y donde no es posible ni una venta, ni una permuta.

Entre los grupos mayoritarios de Siero existe disparidad de opiniones. El portavoz de Foro, Eduardo Martínez, vería bien la llegada del Real Oviedo al concejo: «Sería una inversión más para el municipio y permitiría desarrollar una zona sin utilizar», apuntó, y siempre que se cumplan todos los requisitos legales.

Para el portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, la propuesta del alcalde exigía «un consenso político y no andar lanzando ideas a lo loco en los medios». Le parece positivo atraer empresas al concejo, «pero habría que hablar de las condiciones», dijo. Y cuestiona privatizar esos terrenos «que se tienen que ceder para los vecinos de Siero». La portavoz del PP, Beatriz Polledo, cree que el Real Oviedo ya ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de la capital para instalarse El Asturcón, aunque sí reconoce que hubiera sido «bueno para Siero» albergar su ciudad deportiva, aunque teniendo en cuenta también las condiciones.

Temas