El Comercio

El PP de Nava critica que Cañal no permitiera debatir una moción del 'caso Renedo'

El Partido Popular de Nava emitió ayer un comunicado para criticar que el alcalde, el socialista Juan Cañal, impidiera en el último Pleno el debate de una moción con la que querían reprobar la gestión de José Luis Iglesias Riopedre como consejero de Educación, ligada a su implicación en el denominado 'caso Renedo'.

Según explicaron, «repasando cronológicamente los hechos nos encontramos con varios capítulos que afectan directamente a nuestro concejo y que están relacionados con la ampliación del instituto y las presuntas irregularidades que se cometieron».

El centro naveto figura en la relación por la que la empresa Igrafo habría ingresado 1.100.000 euros por la adjudicación, por parte de la consejería, de cinco equipamientos. «En el saldo que no se gastó en la ampliación se reservaron 6.866,65 euros», apuntan los populares.

Asimismo, recuerdan que «presuntamente, la empresa financió con 169.544 euros unas obras para que Ernesto Iglesias, hijo de Riopedre, pusiera en marcha un negocio de sondeos en Santiago de Compostela y la policía entiende que a ese gasto, Igrafo restaba otras cantidades que no gastaba pero que sí cobraba, producto de obras o equipamientos realizados a centros educativos y obtenidas a través de adjudicaciones de la consejería».