El Comercio

Aparece un hombre herido en una cuneta de Bimenes

  • Fue una vecina que acudía a trabajar la que se encontró por la mañana con el joven -residente en San Julián-, tendido en el suelo en las proximidades de una señal y un armario eléctrico, junto a su moto y con signos de hipotermia, por lo que todo parece indicar que pasó la noche a la intemperie

La Guardia Civil inició ayer una investigación para esclarecer el hallazgo de un hombre herido en las cercanías de la rotonda de la localidad yerbata de Martimporra, próxima al colegio, en una zona que normalmente se destina a aparcamiento de vehículos.

Fue una vecina que acudía a trabajar la que se encontró por la mañana con el joven -residente en San Julián-, tendido en el suelo en las proximidades de una señal y un armario eléctrico, junto a su moto y con signos de hipotermia, por lo que todo parece indicar que pasó la noche a la intemperie. Hasta la zona se desplazaron, en torno a las diez de la mañana, los agentes de Tráfico, que comprobaron que el vehículo no sufría desperfectos.

El herido tampoco recordaba nada de lo sucedido, pero presentaba múltiples golpes y magulladuras en la cara y por varias partes del cuerpo, así como diversas fracturas, por lo que fue trasladado en ambulancia al Hospital Universitario Central de Asturias, donde permanece ingresado en estado grave en la Unidad de Vigilancia Intensiva (UVI) en la que se le realizaron varias pruebas médicas.

Por su parte, los agentes de la Benemérita, dado que no existían indicios de que otro vehículo estuviera implicado en el supuesto accidente, decidieron abrir una investigación sin descartar ninguna hipótesis para tratar de esclarecer lo ocurrido y tomarán declaración al hombre en cuanto esté recuperado.

Por su parte, los vecinos de Bimenes comentaban ayer lo sucedido con incredulidad y barajaban todo tipo de suposiciones. El herido reside en San Julián con su mujer desde el pasado año, a donde llegaron procedentes de Laviana.

Primero, la escasa luz de la zona antes del amanecer y la espesa niebla, después, dificultaron que quienes pasaron en sus vehículos por la zona vieran al hombre tendido en el suelo.