El Comercio

Una pérdida «irreparable» para Nava

Estado actual de una de las fachadas del Palacio de La Cogolla que no fue afectada por el incendio del lunes.
Estado actual de una de las fachadas del Palacio de La Cogolla que no fue afectada por el incendio del lunes. / PABLO NOSTI
  • El alcalde de Nava critica que los propietarios no solicitaran ninguna subvención para la conservación del edificio en los últimos años

  • Los grupos políticos lamentan la dejadez en el cuidado del Palacio de La Cogolla

«Una pérdida irreparable». Fue la frase más escuchada ayer tras conocer las consecuencias del incendio que el lunes arrasó parte del Palacio de La Cogolla, una joya arquitectónica del siglo XVI ubicada en la localidad naveta del mismo nombre. Las llamas calcinaron cien metros del forjado, la techumbre y parte de una escalera y debilitaron aún más una estructura que desde hace más de una década amenaza ruina.

El edificio, que está deshabitado, sufrió en los últimos años varios saqueos y ahora es escenario habitual de quedadas nocturnas. Aún se desconocen las causas y el origen del incendio, pero al no haber instalación eléctrica en el inmueble lo más probable es que la mano humana esté detrás del suceso, por lo que son muchos los que critican la dejadez tanto por parte de los propietarios -cuatro descendientes de la familia Uría-, como de las administraciones.

Nisén Díaz, portavoz de Asturianistes Por Nava (APN) recordó que el edificio «es un símbolo para Nava» y señaló que «los navetos llevábamos mucho tiempo advirtiendo de que algo así iba a pasar». Asimismo, el edil reconoció que la situación económica no es buena, pero comparó la obligación de mantener el patrimonio con la de pasar la inspección a un vehículo. «Para poder circular con el coche tienes que pasar la ITV y si no cumples algo, pagar para arreglarlo o cambiarlo, en el caso de estos edificios debería ser igual», explicó. Díaz también hizo hincapié en que Nava aún conserva otro palacio, el de La Ferrería, catalogado como Bien de Interés Cultural, e instó a prestarle atención.

Por su parte, Luis Catalán, edil de Agora Nava, lamentó que «los propietarios no invierten dinero y las administraciones no velan por el patrimonio y, unos por otros, este tipo de edificios acaban en ruina».

María José Rey, portavoz de Foro Nava, habló asimismo de dejadez y criticó que «si bien es cierto que se requirió el arreglo a los propietarios, no hubo ninguna iniciativa para presionar a Patrimonio para que asumiera la conservación».

Jardines catalogados

Y José María Osoro, portavoz del PP, aseguró que el de La Cogolla no es un palacio más. «Es todo un símbolo para Nava y para Asturias por todas las connotaciones que tiene, está vinculado a la familia de los Álvarez de Asturias, sin los que no puede entenderse la histora de nuestra región, así como a Rodrigo y Manuel Uría», destacó. El edil hizo hincapié también en que los jardines están catalogados y en la existencia de un mural, ya desaparecido, en el que estaba reflejado el primer automóvil que circuló en Asturias, propiedad del marqués de Vistalegre».

Por su parte, el alcalde de Nava, Juan Cañal, quien dejó claro que el Ayuntamiento no tiene capacidad económica para asumir la conservación, señaló que «ahora todos nos rasgamos las vestiduras y nos lamentamos de lo sucedido cuando de todos es sabido el deterioro que viene sufriendo desde hace veinte años, principalmente por un incumplimiento de los propietarios en su deber de conservación». Y añadió que durante estos años, no solicitaron ninguna de las subvenciones para la restauración.

Por otro lado, Alejandro Calleja, presidente del Círculo Amigos de Nava avanzó que el colectivo intentará mediar entre la familia propietaria y el Ayuntamiento para buscar una solución «realista» al palacio.