El Comercio

Un millón y medio de euros para descontaminar Calprin, en Llanera

A la derecha, la montaña de hidróxido cálcico de EPA Calprin.
A la derecha, la montaña de hidróxido cálcico de EPA Calprin. / S. S. M.
  • El presupuesto incluye la entrega del hidróxido cálcico a un gestor autorizado para su valoración y la adecuación de la parcela

La Consejería de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente ha sacado a licitación los trabajos de carga, transporte y entrega a gestor autorizado, para su valoración, de las 8.300 toneladas de hidróxido cálcico situado en la antigua parcela de EPA Calprin, así como el acondicionamiento final de estos terrenos, situados en La Bérvola. El valor estimado del contrato es de 1.596.657,29 euros (IVA excluido) y contará con un plazo de ejecución de 38 meses.

Esta situación viene de antiguo. Ya en 1999 el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo dictó sentencia contra el promotor de la empresa y le obligaba, entre otras cosas, a retirar ese depósito de calcio y limpiar la finca sin perjuicio de que, en caso de no hacerlo él, lo hiciera el Principado, aplicándole después los costes, ya que existía «un riesgo grave de contaminación».

La Fiscalía Superior del Principado, en su memoria anual, recogía este desacato desde entonces y en 2014 lamentaba que «la gran cantidad de hidróxido de calcio es tan elevada que ni el propietario ni la Administración, en cumplimiento de la ejecución subsidiaria, han hecho frente al mismo». Es más, ante el elevado coste, el empresario cerró y abandonó las instalaciones.

Tras varios estudios, trámites y requerimientos, la consejera de Medio Ambiente, Belén Fernández, anunció en enero en Llanera que este año se haría una importante inversión y se retiraría el contaminante. Teniendo en cuenta también que este producto es útil para diversos usos (en la industria del cemento, la siderurgia o la construcción y obra civil...), se ha elegido la opción de valoración antes que la de eliminación porque es la más adecuada «legal, técnica y económicamente».