El Comercio

Bimenes, un mundo mejor

El AMPA del Colegio Martimporra, durante el desfile.
El AMPA del Colegio Martimporra, durante el desfile. / NOSTI
  • El desfile de carrozas reivindica la escuela de 0 a 3 años y recuerda a los refugiados sirios

En Bimenes saben estar de fiesta sin perder el carácter reivindicativo y ayer lo demostraron una vez más en el desfile de carrozas enmarcado en las fiestas del Rosario de San Julián en el que participaron cinco grupos que dieron rienda suelta a la imaginación pero sin despegarse de la realidad.

Abrió la comitiva el AMPA del colegio público Martimporra que al ritmo de 'La Bicicleta', reivindicó la continuidad de la escuela de educación Infantil de 0 a 3 años, que está en riesgo por problemas en la financiación.

Por su parte, un grupo de jóvenes yerbatos simularon la guerra civil siria, leyeron un manifiesto y, a través de 'la máquina del cambio', ofrecieron un mundo mejor en Bimenes para los refugiados. «Es un homenaje a todas las personas que sufren en Siria», explicó Sergio Ordóñez, uno de los integrantes.

Tampoco faltó un guiño a la actual situación política. Juan José Arboleya y Rodrigo Ordóñez simularon una entrevista a un posible presidente del Gobierno, donde no faltaron preguntas sobre la corrupción, los desahucios, el empleo o la crisis del PSOE.

Tras el desfile, tuvo lugar la entrega de premios del concurso de ganado, en el que participaron 162 reses de diecinueve explotaciones. La de María Esther García Suárez, con once galardones, fue la más laureada, seguida de la de Francisco Javier Cobiella, que obtuvo una decena de premios. Por su parte, la ganadería de María del Mar Montes Rodríguez se llevó el premio 'Adolfo Díaz' a la vaca de más de nueve años de asturiana de la montaña, un galardón que sirvió de homenaje al joven ganadero yerbato fallecido este verano en Nava.