El Comercio

El PP de Llanera propone rebajar las tasas de agua y de basura a los comercios

  • El portavoz popular, Silverio Argüelles, considera que la propuesta del equipo de gobierno es «continuista» y no mejorará el concejo

El Partido Popular de Llanera, tras conocer la propuesta de Ordenanzas Fiscales para 2017, que el equipo de gobierno ha hecho llegar ya a los grupos municipales, ha manifestado a través de su portavoz, Silverio Argüelles, que la propuesta es «continuista y no recoge ni una sola medida que persiga contribuir a mejorar el municipio». Por esta razón, «el PP va a hacer una propuesta seria y estudiada». Entre las medidas que presentarán al equipo de gobierno están: eliminar la plusvalía municipal para aquellos casos en los que el origen del impuesto sea causado por el fallecimiento del anterior titular; ajustar la plusvalía municipal para que el impuesto se pague exclusivamente en aquellos casos en los que ha existido un incremento del valor de los terrenos; crear una tarifa de agua para pequeños comercios bajando la cuota fija a 2,5 euros; rebajar la tarifa de basura de los negocios y pequeños comercios desde los 48,26 euros actuales a 24 euros por trimestre; y modificar la tarifa de agua y basura que se aplica actualmente a los ganaderos, estableciendo una tarifa con dos únicos bloques de consumo de agua y reduciendo la cuota de basura desde los 106,03 euros actuales hasta 48,26 euros.

Estas acciones serían, en palabras de Silverio Argüelles, «medidas que supondrán un ahorro importante para colectivos que están pasando por serias dificultades, colectivos para los que la recuperación económica todavía no es una realidad» y serían, además, «perfectamente asumibles para el Ayuntamiento y supondrían gobernar pensando en los ciudadanos».

El portavoz del grupo municipal del Partido Popular criticó también que se vaya a afrontar el debate sobre las ordenanzas «con dos meses de retraso respecto a lo anunciado por el concejal de Hacienda», al tiempo que considera que las «medidas estrella del gobierno tripartito» con su trabajo del año pasado «se resumen muy rápido: ningún efecto, un auténtico fracaso». Por ello, añade Argüelles, los datos relativos a esas ordenanzas del año pasado que hay en el Ayuntamiento «demuestran que quien tenía razón era el PP: únicamente se trataba de medidas estéticas, sin ningún efecto positivo».