El Comercio

La oposición duda del Centro Polivalente de Lugones

  • Somos e IU discrepan con que se concentre la parte cultural y administrativa en el mismo edificio y al PP le preocupa la financiación en dos años

Los grupos de Somos Siero e Izquierda Unida mostraron ayer su discrepancia con el proyecto del Centro Polivalente Integral de Lugones -adelantado por este diario- por considerar que no resolverá las necesidades reales de la población. Tampoco están de acuerdo en concentrar en un solo edificio los usos administrativos y los culturales. Al PP, en cambio, la preocupa la financiación en dos únicos ejercicios.

El portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, reconoce que la zona oeste de Siero necesita mejorar los servicios públicos y que también presenta una carencia de espacios culturales, «pero son planteamientos que no tienen por qué ir de la mano». El concejal defiende trasladar todo el área administrativa a la actual Casa de la Cultura, que es de propiedad municipal y tiene una ubicación céntrica.

Y en el apartado cultural, aboga por un espacio «al estilo de la plaza cubierta de La Pola» en el sentido de que pueda acoger desde un concierto de rock hasta una feria de los comerciantes. «Ahora quieren hacer lo mismo que tenemos, pero más grande», lamenta. Pintado estima que el nuevo equipamiento rondará los nueve millones de euros, incluyendo mobiliario y urbanización exterior, por lo que sugiere una consulta a los vecinos y que se estudien diferentes opciones. «Que no actúen con prepotencia porque se puede generar un problema a futuro», dijo.

El portavoz de IU, Edgar García, lamentó el escaso margen para poder estudiar el proyecto, por lo que hoy solicitará su retirada del orden del día de la comisión informativa de Urbanismo. IU coincide con Somos en que la actual Casa de la Cultura debería albergar los servicios administrativos y mantener el salón de actos, aunque se prevea uno más amplio en otro edificio.

García critica que «no hubo participación ciudadana para saber las necesidades de la gente» y anuncia un acto de IU para el próximo miércoles 26, a las 20 horas, en la Casa de la Cultura, para exponer sus planteamientos y escuchar propuestas. El edil cree que el nuevo edificio tiene que tener, por lo menos, «una sala diáfana».

La portavoz del PP, Beatriz Polledo, apoya este equipamiento multiusos que figuraba en su programa electoral, pero le preocupa que una obra de 5,5 millones se pretenda financiar en solo dos ejercicios (2017 y 2018), sin contar el coste del equipamiento y la urbanización. «Una obra de ese calado, y sin subvenciones, va a tener impacto en otras inversiones y supondrá una subida progresiva de impuestos», advirtió.

La actual Casa de la Cultura

Polledo criticó también que se planifique este centro sin saber aún cuál será el destino de la actual Casa de la Cultura y en un mal momento para su venta. A ello se refirió también el portavoz de Ciudadanos, Sergio García, quien apoya la construcción de un edificio «digno y austero», pero siempre que esté condicionado a un plan de viabilidad de la actual Casa de la Cultura o la búsqueda de un comprador privado. «Caeríamos en un error si lo cerráramos sin más», afirmó.