El Comercio

Noreña estrena la nueva ordenanza de terrazas

  • Las nuevas condiciones que deberán seguir los hosteleros locales pueden consultarse en el Boletín Oficial del Principado publicado ayer

La villa condal ya tiene en vigor desde hoy la nueva ordenanza de terrazas hosteleras, que modifica la que estaba vigente desde 2010. El Pleno, con el voto a favor de IPÑ, FORO, PSOE, Conceyu y PP y la abstención de IU, la aprobó de forma inicial en el mes de junio y tras el período de exposición pública sin recibir alegaciones ya es definitiva.

Las nuevas condiciones que deberán seguir los hosteleros locales pueden consultarse en el Boletín Oficial del Principado publicado ayer. Entre las principales novedades se encuentran la bajada, en un 42%, del precio actual y la duración anual del permiso de instalación, que hasta ahora estaba limitada del 1 de abril al 30 de octubre y que fue una de las reivindicaciones de los hosteleros durante la elaboración de la norma.

Por su parte, las mesas y las sillas deberán dejar un paso libre peatonal de, al menos, 1,50 metros de ancho y en caso de instalación de barras exteriores, seguirán la misma medida. Asimismo, la longitud no podrá ser superior a la de la fachada del establecimiento, salvo en el caso de que se cuente con autorización por escrito del titular de la finca contigua.

En cuanto a las prohibiciones, no podrán instalarse equipos de música, amplificadores u otros elementos que produzcan emisiones acústicas ni celebrarse actuaciones musicales en vivo, salvo autorización expresa.

La ordenanza también regula las condiciones estéticas y, entre otras cosas, establece que las mesas y sillas no podrán llevar publicidad y «deberán ser preferentemente en madera tratada en su color natural», aunque se admitirán también «materiales metálicos, bambú, mimbre o PVC con composiciones de colores que no sean vivos y de diseño clásico». También está permitida la instalación de toneles o barriles.