El Comercio

Las concejalas y los vecinos ayer en Lieres.
Las concejalas y los vecinos ayer en Lieres. / SUSANA SAN MARTÍN

Somos Siero e IU exigen al gobierno la limpieza fluvial para evitar desbordamientos

  • Las ediles Ana Ballester y María González critican en Lieres esta situación recurrente, que es extensible a zonas de Colloto y Valdesoto

Las concejalas de Somos Siero, Ana María Ballester, y de Izquierda Unida, María González, reclamaron ayer en Lieres al gobierno municipal que asuma la limpieza de los cauces fluviales, en especial, en los tramos considerados urbanos, para evitar los habituales desbordamientos e inundaciones que se producen cuando llega la época de lluvias.

Las ediles de la oposición -que estuvieron acompañadas por la coordinadora de IU de Siero, Xaro Menéndez, y por varios vecinos- realizaron esta reivindicación conjunta en uno de los puntos negros del concejo: la prolongación del río Les Cabres, a la altura del prau de la fiesta de Lieres, donde se han producido ya varias inundaciones en los últimos años, que afectan a la carretera SI-114 y a las viviendas de la zona. Ballester y González recordaron que esos desbordamientos fluviales son también frecuentes en la parroquia de Colloto y en el río Negro, de Valdesoto.

El principal motivo es la acumulación de basura, tierra y vegetación, que van taponando progresivamente los cauces fluviales y provocando los desbordamientos y las posteriores inundaciones. Dos vecinos de Lieres, José Antonio Piquero y José Luis Lastra, aseguraban ayer que era también habitual la presencia de ratas en el lugar atraídas por la basura.

Las concejalas llevan desde el mes de agosto comentando el tema en la comisión informativa de Infraestructuras. Según explicaron, se produjo un litigio entre los ayuntamientos y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico sobre quién debía ocuparse de la limpieza de los tramos urbanos de los ríos. «Hubo una sentencia del Tribunal Supremo que dice que tienen que ser los ayuntamientos», añadió la edil Ballester. En consecuencia, consideran que Siero debe asumir cuanto antes esa responsabilidad.

Limpiar sin recoger

Por otro lado, los vecinos de Lieres denunciaron ayer que, cuando vienen operarios del Principado a limpiar las márgenes de la carretera SI-114, «lo dejan todo en la cuneta sin recoger y la mayoría cae al río o nos entra en las casas». Uno de los residentes aseguraba ayer haber llenado veinte carretillos con esos restos. Y lo mismo sucede cuando limpian la carretera Nacional-634, a su paso por la parroquia de Lieres. «Lo van apartando a la cuneta y lo dejan sin recoger», dijeron.

Por último, denunciaron que el tramo de la senda fluvial entre Los Corros y Lieres, de unos 300 metros de longitud, se encuentra invadido por la vegetación y la suciedad, por lo que ya se plantean emprender alguna medida reivindicativa.