El Comercio

Un centenar de niños participan en la segunda edición de Little Chef

fotogalería

El chef Sergio Rama, durante la valoración a los platos elaborados por los participantes. / PABLO NOSTI

  • Los colegios Peñamayor y Los Robles organizan este concurso que fomenta los hábitos saludables y promueven la creatividad de los alumnos

Niños con madera de cocineros en Siero. El Colegio Peñamayor, ubicado en La Barganiza, acogió ayer la segunda edición de Little Chef, un concurso organizado en colaboración con el Colegio Los Robles, dirigido a niños de toda Asturias y en el que participaron en torno a los cien alumnos que cursan desde primero de Educación Infantil hasta segundo de Primaria.

La directora del Peñamayor, Josefina de la Fuente, explicó que «es una iniciativa que pusimos en marcha el pasado año para fomentar los hábitos de alimentación saludable y trabajar la autonomía y creatividad de los pequeños». Y el resultado fueron unos padres entregados y unos niños que se superaron en sus presentaciones, aunque a alguno le traicionaron los nervios y precisó de indicaciones paternales de última hora.

Aun así, el jurado, formado por los chefs Sergio Rama y Jaime Uz y Covadonga García, concursante de la tercera edición de Masterchef Junior, lo tuvo muy complicado para elegir a los mejores, divididos en cinco categorías. «El nivel está muy alto, tienen mucha creatividad y se manejan muy bien», destacó la joven cocinera.

Los participantes debían elaborar una receta a elegir entre postres, meriendas y ensaladas en veinte minutos. Raquel Izquierdo, de cinco años, confeccionó un erizo con turrón y almendras. «Fue fácil porque ensayé un poco en casa», reconoció. Sus compañeros, David Escuder y Elías Aguilera, de la misma edad, optaron por la fruta como protagonista de sus platos, al igual que Gabriela Pérez, que a sus siete años, llevó una sandía vaciada a la que con un melocotón, uvas, fruta variada y un chupete, convirtió en un bebé dormido en su cuna.

Otros destacaron por su presentación, como Alfonso Díaz, de seis años y alumno de Los Robles, que presentó unos spaghetti de colores que acompañó con huevo cocido, pimiento, aceituna y bonito. Y Antonio Castillo, de cinco años y que también eligió una receta salada, preparó unos originales coches a base de pan, pepinillo, tomate, salchichas y uvas.

Una vez que todas las recetas estuvieron listas, los miembros del jurado pasaron revista y eligieron a los ganadores en función de las categorías. Así las cosas, en primero de Educación Infantil, los premiados, de tres años fueron Sofía Jermín, Mateo Hurtado y Jorge Blanco. En segundo, con cuatro años, Mila Jermín, Eugenia Díaz y Álvaro García Bodes y en tercero, con cinco, Rafael Bravo, Valeria Mancheño y Carlota Lasheras. En primero de Primaria ganaron, Pablo Hurtado, Alfonso Bárcena y Carmen Blanco y en segundo Carmen Sagarminaga, Patricia Serrano y Laura Izquierdo.