El Comercio

Noreña aprueba una ordenanza para regular los vados

Uno de los carteles ubicados en un garaje de la calle Libertad.
Uno de los carteles ubicados en un garaje de la calle Libertad. / NOSTI
  • El equipo de gobierno logra el apoyo para bonificar el IBI, la plusvalía, el Impuesto de Actividades Económicas y el de construcciones

Los vados serán, por fin, una realidad en Noreña. El Pleno, con los votos a favor de Independientes por Noreña (IPÑ) y Foro, que forman el equipo de gobierno y de Conceyu Abiertu aprobó ayer una ordenanza que permitirá regular la concesión de vados y badenes, así como la correspondiente modificación de la tasa por ocupación de dominio público.

Ambos puntos protagonizaron un debate que se extendió durante más de hora y media y en el que los grupos políticos intercambiaron numerosas impresiones. Incluso Izquierda Unida y PSOE llegaron a plantear su retirada para realizar un estudio más detallado de los diferentes parámetros aplicados, aunque la propuesta fue rechazada.

La ordenanza llega tras años de aplicación de una norma supramunicipal que no cumplía casi ningún garaje, lo que dificultaba la concesión de las señalizaciones, tal y como recordó Pelayo Suárez, concejal de Obras. Por su parte, el edil de Hacienda, Inaciu Iglesias, explicó que en la actualidad se tramitan 795 recibos de los que solo 92 se corresponden con vados: «Deja bastante claro la desproporción existente y significa que prácticamente setecientos pasos carecen de regulación».

La nueva norma establece tasas de 30 euros para badenes y de 60 para vados individuales, de 300 para los establecimientos industriales y cinco tramos para los aparcamientos colectivos que van desde los 200 euros para garajes de menos de cinco plazas hasta los 1.000 para los que tengan más de cincuenta.

Asimismo, el edil Inaciu Iglesias defendió que la nueva ordenanza simplifica el sistema de cálculo de la tasa y aseguró que «no tiene ningún afán sancionador ni recaudatorio», algo con lo que no se mostraron de acuerdo PSOE, PP e IU. «No la vemos equitativa y nos parece un incremento abusivo y brutal a la ciudadanía», criticó el concejal Unai Díaz, portavoz socialista, mientras que la representante del PP, Marian Velasco, pidió la congelación de las tasas.

En cambio, Pablo Pérez, portavoz de Conceyu Abiertu, se mostró satisfecho con la aprobación y destacó que facilitarán que se ponga fin a los numerosos carteles e incluso placas de vados falsas que proliferan en los garajes de Noreña.

Por otro lado, el equipo de gobierno logró sacar adelante la modificación de las ordenanzas fiscales que permitirán bonificaciones en el IBI, las plusvalías, en el Impuesto de Actividades Económicas y en el que se aplica sobre construcciones, instalaciones y obras.