El Comercio

La oposición de Siero prioriza en el presupuesto las políticas de empleo

  • Los servicios sociales y la inversión en la zona rural son otros dos de los pilares de las propuestas que los grupos van a plantear al gobierno

El fomento del empleo, las políticas sociales y las inversiones en la zona rural son tres de los asuntos prioritarios para los grupos de la oposición de Siero a la hora de negociar el nuevo presupuesto de 2017 con el equipo de gobierno, que ya les ha pedido que formulen sus propuestas.

Somos Siero difundió ayer un documento con ocho puntos esenciales. Tres de ellos serían un plan de igualdad municipal; un plan de movilidad, en colaboración con la Universidad de Oviedo; y un plan integral para la zona oeste de Siero, con especial atención a la finca L'Acebera y la comunicación en bicicleta y a pie entre Lugones y La Fresneda.

Solicitan también una partida para garantizar en un año el suministro de agua potable en todos los pueblos de Siero, la creación de un albergue municipal de animales para que empiece a funcionar en 2018 y un programa de identificación, señalización y exhumación de las fosas comunes de la guerra civil. Y piden ejecutar dos mociones, ya aprobadas, para elaborar presupuestos participativos para 2018 y crear un parque de vivienda público/privado.

El PP de Siero aún no ha abordado internamente el tema presupuestario, pero su portavoz, Beatriz Polledo, adelantó ayer que la prioridad será «todo lo relacionado con el empleo y los emprendedores». Como propuesta concreta, quiere una partida para rehabilitar el interior del edificio municipal del Cinema Siero y crear un centro de empresas.

Pedirá también dinero para combatir la contaminación de Lugones y potenciar la finca L´Acebera, mejorar la acústica de la plaza cubierta o destinar un 30% de las inversiones a la zona rural. Por otro lado, los populares reclamarán la reducción del gasto corriente, el ahorro energético y la inversión en nuevas tecnologías en el Ayuntamiento «para aligerar la actual carga de trabajo de todos los departamentos», apuntó la portavoz.

Izquierda Unida se encuentra también en plena fase de elaboración de un documento con sus propuestas, que esperan presentar a finales de esta semana. El portavoz, Edgar García Cosío, subrayó ayer que las inversiones del próximo ejercicio «van a estar muy condicionadas por la obra del Centro Polivalente Integrado de Lugones», que se llevará 2,5 millones del total.

Plan municipal con garantías

El concejal de IU apuntó que sus prioridades serán el saneamiento y los servicios sociales -«para los que pediremos una partida importante», dijo- y el fomento del empleo. García aprecia «reticencias» en el gobierno socialista para solicitar un nuevo plan de empleo local tras el varapalo económico que supuso el anterior con las reclamaciones de los beneficiarios, por lo que va a proponer alguna alternativa: «Se puede articular algún plan municipal con todas las garantías legales y que no haya reclamaciones», dijo.

El Pinsi presentó en septiembre 43 propuestas, entre las que destaca el proyecto para un centro social en San Miguel, el apoyo a los autónomos y las pymes, la reducción del gasto corriente entre un 5 y un 10% para destinarlo a inversiones o los saneamientos (un 30 %) y caminos. Y Ciudadanos solicitó que se cubran las plazas vacantes de la Policía Local, más dinero para servicios sociales, mejoras en la administración (wifi en los edificios públicos o ventanilla electrónica) y la creación de un centro de medicina deportiva.

Temas