El Comercio

Asistentes al Oktoberfest, ayer, en la plaza cubierta.
Asistentes al Oktoberfest, ayer, en la plaza cubierta. / PABLO NOSTI

La Pola cierra el Oktoberfest con 17.000 visitantes y 16.000 litros de cerveza vendidos

  • El sábado y el lunes fueron los días de mayor afluencia y los organizadores tratarán de recuperar su celebración en el puente del Pilar de 2017

Las cifras hablan por sí solas. El Oktoberfest reunió en los últimos cinco días en la plaza cubierta de La Pola a unas 17.000 personas, que consumieron 16.000 litros de cerveza, según indicó ayer Alberto Díaz, responsable de la empresa Alyan Eventos, promotora de la fiesta junto a la Sociedad de Festejos de Pola de Siero. «Estamos muy contentos con la respuesta de la gente, se superaron las expectativas», señaló.

Aunque se trata de una cita que gira en torno a una bebida alcohólica, consigue lo que toda fiesta persigue y pocas logran:atraer a público de todas las edades. «La mayor parte del tiempo hay un ambiente familiar», destacó Díaz.

La cita ya es una de las fijas del mes de octubre en el calendario de ocio del concejo y tras tres ediciones se ha consolidado como un foco de atracción de visitantes a la localidad. El sábado y el lunes fueron los días con mayor afluencia y ayer, coincidiendo con el cierre, el más flojo. Para el próximo año, los organizadores quieren recuperar la celebración en el puente del Pilar. «Si el festivo cae en mitad de semana hay que hacer un esfuerzo mayor para animar a la gente», reconoció Díaz.

Desde el viernes, los asistentes al Oktoberfest pudieron disfrutar de catorce barras que ofrecieron cerveza con precios que oscilaron entre los 3 y los 8,50 euros, un puesto de bebidas sin alcohol y dos de comida, además de actuaciones musicales y regalos. «Deberían organizarse más fiestas como esta a lo largo del año porque animan La Pola», apuntó Alicia Sánchez. Por su parte, María Fernández reclamó más variedades de cerveza.