El Comercio

El Matadero Central de Noreña va a ofertar el rito de sacrificio musulmán

Luis Alberto Sánchez en el Matadero Central.

Luis Alberto Sánchez en el Matadero Central. / Susana San Martín

  • El denominado método 'halal' obliga a matar al animal desangrado, sin causarle demasiado daño y orientado hacia la Meca antes de degollarlo

El Matadero Central de Asturias, de Noreña, tiene previsto ofrecer entre sus servicios el sacrificio de animales por el rito musulmán. Para ello, deberá modificar el cajón de apuntillaje del ganado para que sea compatible con el denominado método 'halal'.

Este rito religioso exige la muerte del animal sin causarle un daño excesivo, mediante un corte rápido e incisivo en la garganta y que se desangre por completo. Asimismo, antes del degüello, el animal debe estar orientado hacia la Meca. Otro requisito que deberá tener presente la nueva dirección del macelo es que el matarife tiene que ser un musulmán y estar acreditado por una autoridad religiosa competente.

Por otro lado, el grupo empresarial Panero prevé la apertura del matadero entre los meses de enero y febrero de 2017. La idea inicial era inaugurar a finales del presente año, pero en esta época se les multiplica la actividad logística y de distribución de alimentación, por lo que prefieren aguardar a que pasen las navidades para realizar el traslado desde sus instalaciones de El Berrón. «No nos podemos arriesgar a cambiar en estas fechas, porque igual estamos moviendo tres mil palés en un día», explicó ayer el fundador del grupo, Luis Alberto Sánchez.

Entretanto, están acometiendo algunas reformas para acondicionar y modernizar el macelo, que rondarán el millón de euros cuando comience la actividad, según apuntó Sánchez. Irán trasladando progresivamente infraestructura de congelado. El macelo noreñense comenzará su actividad con una plantilla de veinte personas, todos ellos antiguos trabajadores del matadero, a los que se sumará José Luis de la Pasión, quien fue gerente del matadero de Mieres. Y comenzará sacrificando ganado vacuno.

Los nuevos propietarios se reunieron ayer en Oviedo con el director general de Desarrollo Rural y Agroalimentación, Jesús Casas, quien les brindó toda su colaboración para la puesta en marcha de este servicio, según explicó Sánchez.