El Comercio

El Principado prorroga el plazo para la ampliación de la Escuela de la Carne

César García y Juan Díaz, de Asincar, ayer con el concejal noreñense Pelayo Suárez.
César García y Juan Díaz, de Asincar, ayer con el concejal noreñense Pelayo Suárez. / SUSANA SAN MARTÍN
  • La prórroga de seis meses del plazo de ejecución de las obras permitirá retener la subvención de 300.000 euros de Agroganadería

El Gobierno del Principado acaba de aceptar una moratoria de seis meses para ejecutar las obras de ampliación de la Escuela de la Carne, según anunció ayer el concejal de Urbanismo y Obras de Noreña, Pelayo Suárez. Esa prórroga permitirá retener la subvención de 300.000 euros de la anterior Consejería de Agroganadería, que en un principio, estaba condicionada a que los trabajos concluyeran a 31 de diciembre de este año.

Debido a un cúmulo de circunstancias y contratiempos, las obras no comenzaron hasta la semana pasada -«casi cuando deberían haber finalizado», recordó ayer el edil-, quien considera que con la moratoria concedida habrá «un margen holgado», ya que el plazo de ejecución del proyecto es de cinco meses. La ampliación afectará a la planta piloto y el laboratorio de este centro de investigación, propiedad de la Asociación de Industrias Cárnicas del Principado de Asturias (Asincar). La obra se adjudicó en 618.000 euros y cuenta con otra subvención del Idepa de 400.000 euros. Y ya se prevé la solicitud de otra ayuda para ejecutar en una segunda fase la ampliación del área administrativa, según desvelaron ayer el concejal y el presidente de Asincar, César García.

García recordó ayer que Asincar había solicitado en 2013 al Ayuntamiento de Noreña la ampliación de sus instalaciones, «pero todo fueron cortapisas y problemas hasta que llegó la nueva corporación, a la que estamos muy agradecidos», dijo. «Es un misterio», respondió al preguntarle por el motivo de esas trabas. También subrayó que su asociación había participado «de forma directa» en la solicitud de la subvención autonómica para la reforma.

Las obras de ampliación no afectarán al normal funcionamiento de la escuela, donde trabajan 23 personas, ya que han arrendado unos locales provisionales para derivar allí alguna de sus actividades.

«Un referente nacional»

El presidente de Asincar se mostró ayer ambicioso con las futuras instalaciones. «Pretendemos ser un centro en la industria de la alimentación que sea un referente nacional en cuestiones de investigación y de ayuda a las industrias», dijo. Asincar da servicio a sus ochenta socios y tiene unos trescientos clientes en total, el 90% de la región y el resto de comunidades limítrofes. «Queremos llegar a todas las industrias de alimentación de Asturias y a todos los sectores», afirmó. Y mencionó como ejemplo el pesquero, los catering o las conserveras.