El Comercio

Alertan de la presencia de trozos de chorizo con veneno en una calle de Lugones

  • El producto se ha encontrado en una finca situada en la calle de Nelson Mandela

Una vecina de Lugones ha alertado a los dueños de animales de compañía de la posible presencia de trozos de chorizo con veneno en una finca situada en la calle de Nelson Mandela de la localidad. También lo ha puesto en conocimiento de la Policía Local de Siero.

Fue ella misma la que se llevó un buen susto el pasado viernes cuando paseaba a su perro por esta zona cercana a la Avenida de Viella. «En un descuido vi que comía algo y le reñí», explicó ayer Beatriz Donsión. Tras varios amagos, el perro acabó vomitando el trozo casi entero y fue cuando la dueña comprobó que el chorizo había sido rellenado con veneno. «Pertenezco a una asociación protectora de gatos y estamos acostumbrados a ver ese tipo de veneno», comentó. Eso le lleva a pensar que tal vez los destinatarios de esos trozos eran los gatos callejeros que frecuentan el lugar.

Ella cree que su perro salió ileso gracias a que, al reñirle por haber cogido comida del suelo, se tragó rápidamente el trozo y no le dio tiempo a masticarlo, lo que podría haber tenido fatales consecuencias. La joven recomienda precaución a los dueños de mascotas y que estén vigilantes.