El Comercio

Ángel García.
Ángel García. / PABLO NOSTI

El Ayuntamiento de Siero pretende culminar el hermanamiento con Casalserugo en 2017

  • El alcalde conversa por teléfono con la síndico Elisa Venturini y se ofrece a pagar el viaje con fondos municipales si no logra ayuda de la UE

El gobierno de Siero tiene intención de culminar en el año 2017 el hermanamiento con la localidad italiana de Casalserugo. Así se lo comunicó ayer el alcalde, Ángel García, a la síndico de esta localidad de la región del Véneto, Elisa Venturini, en una conversación telefónica que ambos mandatarios mantuvieron a primera hora de la mañana.

El regidor sierense se mostró dispuesto a intentar sufragar con medios municipales el viaje a Asturias de la comitiva italiana, mientras que el alojamiento sería con las familias sierenses que viajaron a Casalserugo en el año 2009. García solicitó incluso a la síndico Venturini que le facilitara un listado de las personas que estarían dispuestas a venir a Siero para realizar un cálculo presupuestario.

Pero durante la conversación surgió la posibilidad de que la Unión Europea vuelva a sacar en marzo del próximo año una nueva línea de subvenciones para fomentar este tipo de intercambios. Lo comentó la intérprete de la conversación, Elena Zamarella, quien pertenece a la Asociación Italiana para las Relaciones Culturales con España, Portugal y América Latina (Aispal), afincada en Padua y que ya se encargó de tutelar la primera parte del hermanamiento.

El alcalde de Siero se comprometió entonces a estar pendiente de tramitar esa posible ayuda, o bien a recurrir a financiación del Ayuntamiento. «Tenemos que buscar la fórmula para retomar el encuentro», le comentó a su colega. Cabe recordar que fue el propio Ángel García quien encabezó la comitiva sierense en el viaje a Italia en octubre de 2009. Y la semana pasada, el alcalde reconocía a este diario que Siero estaba «en deuda» con Casalserugo.