El Comercio

Condenado a dos años de prisión por suministrar droga a un menor que murió

  • Además se le ha impuesto una multa de 100 euros sustitutiva por un día de privación de libertad, lo que, en caso de impago, le llevaría a ingresar en prisión

El acusado de un delito contra la salud pública por proporcionar droga a un menor, que murió de un edema agudo tras consumir marihuana, en Siero, ha aceptado una pena de dos años de prisión. La titular del Juzgado de lo Penal número 3 de Oviedo ha notificado la sentencia esta mañana en la sala de vistas, donde la Fiscalía, la acusación particular y la defensa han alcanzado un acuerdo. El acusado había presentado informes médicos según los cuales está sometido a tratamientos para deshabituarse del consumo de estupefacientes, lo que posibilitó que la Fiscalía modificase sus conclusiones preliminares.

El Ministerio Público pedía inicialmente una pena de cuatro años de prisión, pero a la vista de los informes médicos y de que el acusado no tiene antecedentes aceptó reducirla para que no entrara en prisión.

Además se le ha impuesto una multa de 100 euros sustitutiva por un día de privación de libertad, por lo que en caso de impago se extendería la condena a la mínima de dos años y un día que obliga a cumplirla en la cárcel.

Según el informe de la Fiscalía, el acusado mantenía una relación de amistad con el menor, de 16 años, en la fecha de los hechos en octubre de 2012. Mientras existió esta relación entre ambos, el acusado le proporcionaba sustancias psicotrópicas, esencialmente cannabis (marihuana) y, en ocasiones, alguna de las pastillas que en su tratamiento de deshabituación de sustancias el propio acusado tenía pautadas.

Además, el acusado permitía que el menor consumiera en su propio domicilio, en Siero, como ocurrió por última vez el 20 de octubre de 2012, día en que el acusado puso nuevamente a disposición del menor su casa para que éste consumiera allí marihuana, acostándose después.

Con posterioridad, cuando el hermano gemelo del joven acudió a buscarle a la vivienda, sobre las 12 de la noche, acompañado de su novia, el acusado les proporcionó a ambos marihuana para su consumo, que llevaron a cabo en el salón de la vivienda.

Horas después, sobre las dos de la tarde del día siguiente, el menor de edad apareció muerto en la habitación en que previamente se había acostado horas antes, como consecuencia de un edema agudo por reacción adversa al consumo de drogas.