El Comercio

Bimenes conciencia sobre las sillas infantiles a contramarcha

Fran Fernández explica a Nessa González cómo colocar a la pequeña Ayla en un sistema de retención a contramarcha.
Fran Fernández explica a Nessa González cómo colocar a la pequeña Ayla en un sistema de retención a contramarcha. / PABLO NOSTI
  • El Ayuntamiento es el primero de España que subvencionará la adquisición de este tipo de sistemas de retención infantil y además, se ha implicado en concienciar a los vecinos

Bimenes viaja a contramarcha. El Ayuntamiento es el primero de España que subvencionará la adquisición de este tipo de sistemas de retención infantil y además, se ha implicado en concienciar a los vecinos. Ayer, una decena de padres participaron en la charla impartida por Fran Fernández, técnico especializado en este modelo cuyo uso en los países escandinavos es obligatorio hasta los cuatro años. «La peor silla a contramarcha siempre será mejor que cualquiera que vaya a favor», aseguró. La explicación es sencilla: este tipo de sistemas de retención reciben y absorben la carga del golpe, por lo que liberan al niño de sufrir lesiones. «Son un 90% más seguros», justificó Fernández.

Como dato, señaló que anualmente en España entre 400 y 500 niños sufren lesiones medulares por viajar a favor de la marcha y apuntó que en un choque a 50 kilómetros por hora, un niño recibe una carga de más de 250 kilos de fuerza, cuando el límite de supervivencia se sitúa en 130. «A contramarcha, se reduce a los 30 kilos», comparó. Fernández también aconsejó realizar un estudio con el vehículo, la silla y el niño para elegir la más adecuada. El precio medio de estos sistemas oscila entre los 300 y los 500 euros.

Por su parte, la edil de Servicios Sociales, Nati Canto, explicó que la subvención estará condicionada a la aprobación del presupuesto municipal y al número de solicitudes. Según explicó, de los 47 niños empadronados en Bimenes hasta los cuatro años, solo tres utilizan este sistema de retención.