El Comercio

Carlos Sánchez: «La contaminación acústica va a ir a más en Lugones»

Miguel A. Manchado, Carlos Sánchez, Pedro Paniagua y José Antonio Coppen, ayer, en el coloquio.
Miguel A. Manchado, Carlos Sánchez, Pedro Paniagua y José Antonio Coppen, ayer, en el coloquio. / NOSTI
  • El geógrafo advirte de las consecuencias que tendrá la expansión de la localidad y defiende un crecimiento en altura con espacio para los servicios

«Sin su movimiento vecinal, la historia de Lugones no se entiende». Esta es una de las conclusiones que ofrecieron ayer los ponentes de la charla que el Grupo Folclórico Principado organizó con motivo de su cuadragésimo aniversario, en la que no faltó el análisis desde diversas perspectivas.

El geógrafo Carlos Sánchez se ocupó de la urbanística y aseguró que «nos queda pelear mucho más». Durante su intervención, se mostró partidario de desarrollar una ciudad que crezca en altura y que tenga espacio para servicios y recordó que la crisis evitó, en dos ocasiones, el desarrollo de proyectos que podrían haber sido «muy negativos» para la localidad. Uno de ellos fue el plan comarcal de 1972 para Lugones y Llanera que planteaba la construcción de viviendas para 17.000 habitantes en la carretera de Viella y el otro, en 2006, cuando el plan de ordenación apuntaba a un crecimiento en bloques exentos que, a su entender, «hubiera eliminado los espacios para los servicios».

Partidario de un urbanismo sostenible, Sánchez alertó de los peligros de la polución y de la contaminación acústica, de la que advirtió que «va a ir a más» porque la expansión planeada es hacia La Ería, una zona que entra dentro del ámbito de dispersión sonora de la autopista y a la que habrá que añadir una ronda prevista para conectar vías rápidas. Por otro lado, recalcó la importancia de la participación vecinal en los consejos consultivos del plan estratégico de Siero.

Por su parte, Pedro Paniagua, doctor en Historia del Arte, contextualizó la evolución de la localidad: «Siempre fue un sitio privilegiado por estar en el epicentro de Asturias, lo que determinó su crecimiento demográfico y constructivo, pero fueron las manifestaciones sociales las que lograron su desarrollo». Entre las reivindicaciones, habló del movimiento segregacionista que surgió en los años ochenta y trató de impulsar la independencia de Lugones. «El debate se ha quedado apartado, de momento», señaló.

Por otro lado, José Antonio Coppen, cronista de Lugones y autor de dos libros sobre la localidad, realizó un repaso sobre las mejoras conseguidas en la calidad de vida de los vecinos a raíz del movimiento vecinal surgido a principios de los años noventa con la Asociación San Félix. «Hubo varias luchas de titanes que se ganaron contra deficiencias y pretensiones como el cierre del horno de Mersa y el rechazo al horno de Villapérez, los problemas en la calidad del agua, la vía rápida que querían construir por El Carbayu o el soterramiento del tendido eléctrico», explicó. Y añadió que «si no llega a ser por los vecinos, Lugones nunca habría mejorado».

Festival folclórico el día 26

No podía faltar una semblanza sobre el anfitrión, el Grupo Principado, algo de lo que se encargó Miguel Álvarez Manchado, expresidente del colectivo. Los actos conmemorativos del aniversario continuarán el sábado día 26, a las siete de la tarde, con un festival en la Casa de Cultura en el que, además del Grupo Principado, actuarán la Agrupación Folclórica Cuélebre, la Agrupación Folclórica La Sidrina, la Orquesta de Cámara de Siero y Héctor Braga. También permanece abierta una exposición retrospectiva.