El Comercio

Preocupación en Nava tras varios robos en viviendas de la zona rural

Estado en el que los asaltantes dejaron una de las habitaciones de la vivienda de Maxi Gutiez.
Estado en el que los asaltantes dejaron una de las habitaciones de la vivienda de Maxi Gutiez. / NOSTI
  • El último asalto tuvo lugar el jueves por la noche en la vivienda del pintor Maxi Gutiez, al que le sustrajeron joyas y tres telas en las que trabajaba

Al menos cuatro robos y un intento cometidos en las últimas semanas en viviendas de la zona rural de Nava han despertado la preocupación entre los vecinos. El último ocurrió en casa del pintor Maxi Gutiez. Descubrió el asalto el viernes a última hora, cuando regresó de un viaje de un par de días a Madrid. «Todo apunta a que entraron el jueves por la noche y que sabían que no estaba», explicó ayer.

Sospechó que algo no marchaba bien cuando su gato 'Dalí', al que antes de partir había dejado dentro de la vivienda con agua y comida, estaba miagando en el exterior. «Fue cuando me di cuenta de que una de las ventanas estaba forzada. Después me encontré con que todo estaba patas arriba», relató.

Todos los cajones y armarios abiertos, la ropa tirada en el suelo y sus pertenencias revueltas fue el desolador panorama que vio en el interior. «Se te cae el alma y te llevas un susto enorme», lamentó. En cuanto se puso en contacto con la Guardia Civil le aconsejaron que no tocara nada, por lo que pasó la noche en casa de unos amigos. Ayer por la mañana los agentes acudieron al domicilio y la investigación del asalto ya está en marcha. «Ya estoy más tranquilo, pero sientes mucha impotencia y miedo porque te sientes vigilado», reconoció.

Una vez hecho el recuento, descubrió que los ladrones se llevaron varios relojes y joyas, entre las que se encontraban una cruz de oro, la alianza de su abuela y una moneda antigua que era un amuleto de su padre, todos guardados en el mismo lugar. «Actuaron sin dejar huellas en la casa; parece que son especialistas y que buscaban dinero y joyas porque por ejemplo las televisiones ni las tocaron», apuntó.

Los asaltantes también se apropiaron de tres telas que estaban llamadas a convertirse en una obra de arte: «Son de las que estaba pintando, no sé si se las llevaron porque pensaron que tendrían algún valor o simplemente para envolver algo, pero eran parte de mi trabajo y llevaron su esfuerzo».

Gutiez, que hace unos años regresó de Brasil, lamentó que un lugar «tan tranquilo» como Nava sea también objeto de inseguridad ciudadana. «En la casa de al lado, en la que tampoco estaban, intentaron forzar una persiana y al ver que no podían entrar, desistieron. Hace unos días, a una pareja de aquí cerca les entraron en casa cuando estaban en Nava haciendo unos recados y se llevaron dinero; es muy injusto porque somos personas trabajadoras a las que nos ha costado esfuerzo conseguir lo que tenemos», reprochó.

Por otro lado, hace unos días, también fueron asaltadas viviendas en Gamonéu y Llames. No se descarta que los ladrones hayan sido los mismos en todas las ocasiones. Pero los vecinos no son los únicos preocupados. El alcalde de Nava, Juan Cañal, también mostró ayer su pesar por estos sucesos y confió en que se trate de algo esporádico. «Estamos en muy buenas manos porque tanto la Policía Local como la Guardia Civil se están haciendo cargo de las pesquisas para localizar a los ladrones», aseguró.

Investigación en Carbayín

Por su parte, la Benemérita también investiga el robo cometido en la noche del jueves en una vivienda de Carbayín. Sus propietarios, un matrimonio con un hijo, se encontraban cenando en casa de los padres de él. Fue al sacar la basura cuando se percató de que alguien estaba en su casa, pero cuando accedió a ella, los ladrones huyeron. Lograron llevarse joyas y dinero y dejaron los cajones y armarios revueltos.