El Comercio

El nuevo polideportivo, «una pasada»

Los jugadores de la categoría benjamín del Club Deportivo Romanón, ayer, en la cancha.
Los jugadores de la categoría benjamín del Club Deportivo Romanón, ayer, en la cancha. / FOTOS: S. SAN MARTÍN
  • El Patronato de Deportes abre las puertas del equipamiento para los entrenamientos de los clubes, que lo usarán en exclusiva hasta diciembre

El nuevo polideportivo de La Pola ya está a prueba. Las instalaciones abrieron ayer por vez primera para acoger los entrenamientos de los clubes de fútbol y las sensaciones no pudieron ser mejores. «No hay comparación», aseguró Roberto Presa, entrenador de benjamines del Club Deportivo Romanón.

Por vez primera, los cuatro equipos de la categoría pudieron entrenar a la vez de forma holgada, lo que supuso juntar a cuarenta niños en la cancha. «Además, podemos tener vestuarios para cada equipo, hay un aparcamiento muy amplio y la pista puede dividirse para que entrenen dos clubes a la vez sin molestarse», añadió.

También los padres, que ayer acompañaron a los pequeños al entrenamiento destacaron la amplitud de la pista. «Es mucho más cómodo y muy grande, la verdad que el otro ya se había quedado pequeño y este es una pasada», señalaron Cristina Pérez y Ana Díaz. Por su parte, Manuel Quidiello apuntó que el aparcamiento permitirá a los padres un mejor acceso para llevar y recoger a los niños y Miri Querales valoró que la pista sea visible desde todos los puntos de la grada. «Venía con mucha ilusión y me pareció estupendo», agradeció ayer.

Una prueba de dos semanas

Por otro lado, Virginio Ramírez, director del Patronato de Deportes, confirmó que estas dos primeras semanas servirán de prueba para que tanto los niños y las familias como sus entrenadores se vayan adaptando al uso. También tendrá que hacerlo el personal, que ahora se enfrentará a una gestión más compleja.

En diciembre se trasladarán las actividades del polideportivo de Leandro Domínguez y las que hasta ahora se venían desarrollando en El Bayu, spinning y pilates. «Confiamos que el cambio sirva para aumentar la participación», apuntó Ramírez.