El Comercio

Un ganadero, condenado a ocho meses de prisión por provocar un incendio en Bimenes

  • El juez considera probado que el hombre no tomó las medidas necesarias para evitar la propagación del fuego al quemar unos rastrojos para generar pasto

Un ganadero ha sido condenado a ocho meses de prisión por un delito de incendio forestal por imprudencia grave por unos hechos ocurridos en 2013. Según consta en la sentencia, el hombre prendió fuego en su finca para quemar rastrojos y regenerar pasto para su ganado, así como para despejar la zona y colocar un cierre entre su propiedad y la parcela colindante.

Lo hizo careciendo de licencia e ignorando el riesgo local de incendio, ya que había una situación de prealerta. El juez da por probado además que no adoptó ninguna medida de seguridad para evitar la propagación y se ausentó del lugar.

El fuego se extendió y fue detectado a las 19.32 horas de aquel 13 de mayo hasta que fue extinguido por Bomberos del Parque de San Martín del Rey Aurelio a las 21.23 horas. Afectó a una superficie de 0,33 hectáreas de matorral de helecho, tojo y zarza, y ejemplares aislados de abedul y sauce en regeneración. El incendio afectó además a la parcela colindante. La sentencia, de un juzgado de Siero, puede ser apelada.