El Comercio

Llanera aprueba la ordenanza de ayudas contra la pobreza energética

La Corporación municipal de Llanera, reunida durante el Pleno.
La Corporación municipal de Llanera, reunida durante el Pleno. / SUSANA SAN MARTÍN
  • El documento recoge también la normativa sobre las subvenciones de emergencia y las de apoyo económico a la intervención

El Pleno del Ayuntamiento de Llanera aprobó ayer por unanimidad la ordenanza reguladora de la concesión de ayudas de emergencia y contra la pobreza energética, en base al convenio existente entre el Gobierno del Principado de Asturias y el Consistorio para conceder este tipo de subvenciones. En relación a las ayudas de emergencia, el documento regula todas aquellas económicas, de carácter no periódico, con las que se apoyará a aquellas personas y familias que cuentan con insuficientes recursos para afrontar necesidades básicas con relación a la alimentación, el alojamiento, el vestido, la educación, la formación o la atención sanitaria, y que no estén cubiertas por los diferentes sistemas públicos.

Las ayudas de apoyo económico a la intervención, por su parte, se concederán a familias con probada insuficiencia económica y que son objeto de atención familiar por parte de los Servicios Sociales. Por último, las ayudas contra la pobreza energética se repartirán para hacer frente a los pagos de los servicios de energía en el hogar (electricidad, gas, gasóleo...).

Importes

La concesión de estas ayudas tiene como objetivo primordial satisfacer necesidades puntuales y urgentes de aquellas familias o personas del concejo de Llanera que lo soliciten y estén en situación de especial vulnerabilidad para, a partir de ahí, tratar de revertir esas circunstancias e intentar reconducir la situación que llevó a esa petición de ayuda a los Servicios Sociales.

El importe anual máximo que podrá recibir una persona no excederá de los dos mil euros, mientras que las ayudas de apoyo a la unidad familiar no podrán superar los mil, añadiendo un veinticinco por ciento más en situaciones y circunstancias que así lo aconsejen. Las aportaciones contra la pobreza energética, en su caso, se concederán por un importe máximo de cuatrocientos euros por solicitud y año. Además, las previstas en la nueva ordenanza son compatibles con cualquier otra que concedan el resto de administraciones cuya finalidad sea la de atender una situación de emergencia social. Tiene carácter complementario a estas siempre que la ayuda concedida no supere el importe de la necesidad real.