El Comercio

Los acusados de robar a unos menores en Noreña aceptan un año de prisión

  • La Fiscalía solicitaba dos años de prisión para uno de los acusados por haber golpeado en la cabeza a uno de los menores y amenazarle con un cuchillo de cocina, mientras que para sus dos acompañantes pedía un año y nueve meses de prisión

Los tres acusados de intimidar y robar en agosto de 2015 a tres menores de edad en un local de Noreña aceptaron ayer una pena de un año de prisión y un alejamiento durante dos años tanto de las víctimas como del local donde se produjeron los hechos.

La Fiscalía solicitaba dos años de prisión para uno de los acusados por haber golpeado en la cabeza a uno de los menores y amenazarle con un cuchillo de cocina, mientras que para sus dos acompañantes pedía un año y nueve meses de prisión.

Al final, hubo conformidad entre las partes y se acordó también la suspensión de la ejecución de la pena, por lo que no tendrán que entrar en prisión condicionado a que no delincan durante los próximos tres años.

Asimismo, los acusados deberán indemnizar a las víctimas con cien euros, que fue la cantidad sustraída en metálico, y con el coste de la consola Play Station 3 que les robaron.

Los hechos ocurrieron en la noche del 24 de agosto del año pasado, cuando los tres acusados entraron en el local de Noreña donde se encontraban jugando tres menores y comenzaron a intimidarles «diciéndoles que se estuviesen quietos y que les entregasen las carteras y los móviles», según la Fiscalía. Al final, se llevaron la consola de videojuegos y cien euros que había en un bote.

Los hechos son constitutivos de un delito de robo con violencia e intimidación, del artículo 242.1 y del apartado 3 y 4 Código Penal. Y en el caso de acusado que agredió al menor se añade un delito leve de maltrato de obra (artículo 147.3)