El Comercio

El talud de la AS-246 en Noreña tendrá «una solución innovadora»

La presentación del proyecto con el talud al fondo.
La presentación del proyecto con el talud al fondo. / S. S. MARTÍN
  • Mañana se firmará el contrato para mejorar el abastecimiento de agua de la villa condal y solventar los problemas existentes de presión

El talud principal de la carretera AS-246, Gijón-Langreo, a su paso por Noreña, que sufre problemas de desprendimientos, se va a estabilizar con «una solución innovadora» y que se aplicará por primera vez en la red autonómica de carreteras, según anunció ayer en la villa el director general de Infraestructuras y Transportes, José María Pertierra.

Se instalará un revestimiento de malla de acero galvanizado de ocho centímetros de espesor y después se rellenará con grava y tierra y se revegetará el talud, de 112 metros de longitud y que alcanza hasta los diez metros de altura. Y el segundo talud, de 81 metros, no presenta tanta problemática, por lo que se restituirá y reforzará la malla. La obra tiene un presupuesto de 210.210 euros y un plazo de ejecución de tres meses.

Ejecutarla en 2017

La consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, comentó ayer que van a intentar que la obra se acometa el próximo año, independientemente de que haya nuevo presupuesto, y recordó que los desprendimientos habían roto la malla y entrañaban riesgo para los viandantes.

Por su parte, el director general de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez, anunció que mañana se firmará el contrato para la obra de mejora del abastencimiento de agua de Noreña, con la que se pretenden solventar los actuales problemas de presión en la red. Se van a instalar unas bombas a la salida del depósito «que será como levantarlo 25 metros», explicó, y además se sustituirán varios tramos urbanos de unos 800 metros.

Las mejoras no solo beneficiarán a la población actual de 5.300 vecinos, sino que contempla una previsión de crecimiento de hasta ocho mil habitantes. Las obras, con un plazo de ejecución de tres meses, tenían un presupuesto de licitación de 201.697 euros, pero se adjudicaron en 146.977 euros a la empresa Asturagua.

El depósito de agua del Ecce Homo tiene cien años de antigüedad y 3.600 metros cúbicos distribuidos en dos cubas. Un 75% del agua procede de Cadasa y el resto de las captaciones de la Santa y el Vino en Siero. El Principado ya concluyó el año pasado la mejora de la conducción general con una inversión de 135.000 euros.

La consejera Fernández afirmó ayer en Noreña que este tipo de obras «dan especial satisfacción, porque son pequeñas en cuantía, pero de gran interés social». Por su parte, la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña, comentó que «las expectativas no pueden ser mejores» y agradeció que la consejera viniera al concejo a exponer ambos proyectos.