El Comercio

Viella teme que vuelvan los robos tras el intento de asalto a una vivienda

Vista parcial de Viella, en el concejo de Siero

Vista parcial de Viella, en el concejo de Siero / Susana San Martín

  • La Asociación 'La Nozana' pide que se avise a alguien cercano si se va a estar fuera y contactar con el 112 ante cualquier situación extraña

La Asociación de Vecinos 'La Nozana', de Viella, ha advertido a los habitantes de la localidad de que «vuelven a producirse robos en la zona», por lo que recomiendan «que se avise a los vecinos si se va a estar ausente de casa», así como contactar con el 112 ante cualquier situación extraña que se pueda percibir.

Los hechos que han provocado que se haga esta recomendación se produjeron el viernes por la noche, cuando los ladrones intentaron acceder a una de las casas del pueblo , en la que ya habían robado anteriormente, pero no lograron hacerlo gracias a la puerta de seguridad que separaba el bajo de la primera planta de la vivienda.

El concejal de Foro en el Ayuntamiento de Siero, José Manuel Miranda, también vecino de Viella, aseguraba ayer que, en esta ocasión, «se trata por ahora de un hecho puntual y no tenemos conocimiento de que se hayan producido más intentos de robo» en la zona, en la que «desde hace unos seis meses, más o menos, no ha pasado nada y hemos estado relativamente tranquilos», asegura el edil. Miranda confía en que las cosas se mantengan así, y «que no pase nada más» ya que, a pesar de los robos que ha habido en otros momentos «y de alguno más que ha habido últimamente, Siero es uno de los concejos más seguros de Asturias, tal y como indican las cifras, aunque esto no quita que cuando se produce algo así, todos nos preocupemos e intentemos ser prudentes pero», insiste, «yo confío en que lo sucedido el viernes sea un hecho puntual y esto no vaya a más».

Prevenidos desde 2015

El año pasado por estas mismas fechas, los propios vecinos de Viella alertaron al Ayuntamiento de Siero de que estaban recibiendo en sus casas la visita de varias personas que, alegando que habían sido enviadas por el propio Consistorio, pasaron por varios domicilios de esta parroquia para hacer unos supuestos análisis de la calidad del agua e intentar vender a los vecinos unas depuradoras con un precio que rondaba los dos mil euros y por cuyo mantenimiento, además, deberían pagar entre 300 y 400 euros más al año. En esta ocasión fue el propio Ayuntamiento quien denunció los hechos ante la Guardia Civil. Poco después, fueron varias mujeres quienes, haciéndose pasar por vendedoras de distintos productos, visitaban los domicilios de la localidad y aprovechaban la confianza y la buena fe de los vecinos, en este caso la mayoría también mujeres, para robarles la cartera o joyas ante cualquier despiste.

Teniendo en cuenta la importancia de la prevención, el concejal José Manuel Miranda explicó que «hace unos meses, se realizaron varias charlas con la Guardia Civil, organizadas por la Asociación de Vecinos, en las que se nos explicaba qué había que hacer o no para evitar los robos y estar también prevenidos nosotros mismos ante cualquier circunstancia de este tipo». Por eso, tomar este tipo de precauciones, como avisar a los vecinos si se va a estar fuera o contactar con las fuerzas de seguridad si se percibe algún movimiento sospechoso «puede ayudar a evitar este tipo de actos, sobre todo en un pueblo en el que antes se dejaban hasta las puertas de las casas abiertas y no pasaba nada, pero ahora los tiempos han cambiado».