El Comercio

Concluye la limpieza del Puente Vieyu de Lugones y de todo el entorno

El Puente Vieyu de Lugones y su entorno tras la limpieza.
El Puente Vieyu de Lugones y su entorno tras la limpieza. / PABLO NOSTI
  • El Ayuntamiento de Siero y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico han colaborado en las labores de mejora

El Puente Vieyu de Lugones, una emblemática construcción sobre el río Nora, de origen romano y cuyas obras de reparación están ya documentadas desde el siglo XV, ha recuperado su mejor aspecto después de las labores de limpieza que el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Cantábrico han realizado tanto en su propia estructura como en los alrededores.

Limpiado a fondo por última vez en el año 2008, los vecinos reclamaban que se volvieran a realizar en él y su entorno labores de mantenimiento, pues tanto el cauce del río como los pilares del propio puente habían sido tomados por la vegetación a lo largo de este tiempo perjudicando no solo la vista y la apariencia de un elemento histórico que forma parte del Inventario del Patrimonio Cultural del Principado, sino también el paso del agua entre sus vanos en una época del año en la que las lluvias son abundantes.

Este puente, en su origen calzada romana, fue muy utilizado para comunicar las tierras de Siero con el concejo vecino de Oviedo y además, para unir las poblaciones de 'Asturica Augusta' (la actual Astorga) con 'Lucus Asturum' (Lugo de Llanera) siguiendo la famosa Vía de la Plata.

Se puede llegar a él siguiendo la senda que tiene su inicio en el entorno del parque de L'Acebera y su final en el centro comercial Intu Asturias, en Paredes. Esta ruta, de algo más de tres kilómetros, es utilizada a diario por decenas de personas que salen a caminar por la zona.