El Comercio

Grado celebra hoy el debate presupuestario para el próximo año

  • El Ayuntamiento busca aprobar una partida de siete millones y medio de euros en la que se recuperan las dietas de representación

El Pleno del Ayuntamiento de Grado debate hoy el Presupuesto Municipal para el próximo año. En total, 7.530.795 euros.

Uno de los platos fuertes de las cuentas municipales mosconas reside en las partidas presupuestarias reservadas para el Plan de Empleo Local. La inversión destinada a ella pasará de los 70.000 euros a los 120.000 euros. No será la única novedad. En juego está sacar adelante nuevas partidas como las destinadas al personal encargado de electricidad y el alumbrado público, que ha pasado a formar parte de la gestión municipal.

La Concejalía de Juventud y de Servicios Sociales contará con dos nuevas partidas por un total de 5.000 euros, destinados al Plan de Juventud e Infancia con el objetivo de promover una serie de actividades destinadas a los más pequeños para «continuar en la línea de trabajo que hizo que este año Grado fuera una de las ciento veinte ciudades de España, declarada por Unicef, 'Ciudad Amiga de la Infancia'», explicó la concejala de Hacienda, Cristina Huerta.

No se incluyen en los presupuestos para 2017 los proyectos para la Escuela de Pando y Berció ni la carretera de La Tejera-Somines pero «están a disposición por vinculación al préstamo solicitado el año pasado», afirmó Huerta.

Se recuperan las dietas

La concejala de Hacienda también se refirió a las dietas de los concejales del Ayuntamiento: «En este presupuesto se vuelven a incluir una partida de 25.000 euros en concepto de gastos de representación destinada a todos los concejales por asistencia a plenos, juntas y comisiones», explicó la edil. Aunque este punto se debatirá fuera del debate presupuestario, especificó la edil.

El nuevo presupuesto para el próximo año también incluirá la renovación de la flota de vehículos municipales, la renovación y adquisición de equipos informáticos atendiendo a la normativa que insta a las administraciones públicas a seguir el modelo de 'Oficina sin papel'.