Siero invierte 3.900 euros en mejorar el Hogar del Pensionista de Lugones

Natividad Álvarez y José Manuel Suárez.
Natividad Álvarez y José Manuel Suárez. / PABLO NOSTI
  • Los trabajos crearán un espacio amplio para realizar asambleas, charlas y actividades de memoria activa

Los más de 1.500 socios del Hogar del Pensionista de Lugones disponen de un espacio más versátil para desarrollar sus actividades y eventos, en virtud de las obras de mejora emprendidas en su sede por el Ayuntamiento de Siero y que fueron visitadas ayer por la concejala de Bienestar Social, Natividad Álvarez. La inversión para acondicionar la sala de usos comunes ha sido de 3.900 euros y es fruto de la demanda de los gestores y usuarios de las instalaciones.

Álvarez recalcó durante la visita que el objetivo de dichas mejoras es proporcionar al Hogar de Pensionistas «más versatilidad y opciones del uso». Se trata de un centro en el que «se han acometido muchas reformas» en los últimos tiempos, destacó. Lo que antes era un único espacio más o menos continuado se puede dividir ahora, de manera ágil y sencilla, en tres zonas independientes que alberguen diferentes usos. Todo ello se ha conseguido mediante la colocación de varios tabiques móviles formados por puertas de tres metros de altura, unidas entre ellas mediante bisagras ocultas.

Desde el Hogar del Pensionista de Lugones, el presidente del colectivo, José Manuel Suárez, destacó que esta división por partes permite sacarle el máximo partido a un espacio que, hasta ahora, estaba ligeramente desaprovechado. Suárez recalcó el «intenso programa de actividades» que desarrolla la asociación. Pese a que reconoce estar «contentísimo con el Ayuntamiento», cree que aún hay algunos apartados que se pueden mejorar en mayor o menor medida. Las ventanas» del centro y algunos elementos del mobiliario se encuentran, apuntó, ligeramente obsoletos.

El espacio recientemente reformado podrá albergar, señaló José Manuel Suárez, desde «asambleas y charlas a clases de memoria, manualidades o una sala de lectura».