El Comercio

La Comarca de la Sidra aprueba un presupuesto anual de 2.338.789 euros

Rogelio Pando, alcalde de Colunga, junto a Alejandro Vega, regidor de Villaviciosa.
Rogelio Pando, alcalde de Colunga, junto a Alejandro Vega, regidor de Villaviciosa. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Aitor García, alcalde de Bimenes, fue el único que votó en contra y criticó «la total falta de voluntad de diálogo y de trabajar por los vecinos»

La Junta de Gobierno de la Mancomunidad de la Comarca de la Sidra aprobó, como era previsible, el proyecto de presupuestos del presente ejercicio por un importe final de 2.338.798 euros. Esta cifra contó con el único voto en contra del alcalde de Bimenes, Aitor García. La cantidad representa un incremento de unos cien mil euros con respecto a la del ejercicio precedente. Las aportaciones de los ayuntamientos mancomunados se asientan, según los estatutos, en función de un reparto proporcional al número de habitantes, en un 40%. El 60% se establece por la participación en los diferentes servicios. En este sentido, a Villaviciosa le corresponden 312.801 euros; 87.798 a Bimenes; 61.759 a Cabranes; 100.629 a Colunga; 331.990 a Nava y 69.059 a Sariego para el ejercicio 2017.

El presidente de la Mancomunidad Comarca de la Sidra, el socialista Rogelio Pando, alcalde de Colunga, destacó que el presupuesto «entendemos que va a cubrir las necesidades de la mancomunidad, 100.000 euros por encima del anterior». En este sentido, definió estas partidas como «equilibradas y que cubren necesidades importantes». El alcalde de Nava, Juan Cañal, valoró, en su caso, que el «esfuerzo que está haciendo nuestro ayuntamiento es muy importante, por lo que en el presupuesto hay que racionalizarlo lo máximo posible». Ampliando esta idea, puso sobre la mesa el hecho de que «hay ayuntamientos que se están saliendo de servicios y eso incrementa el gasto». La votación contó cuatro abstenciones, por parte del PP, y un único voto en contra. En este caso, la disensión ya se había puesto de manifiesto antes de la aprobación

El alcalde de Bimenes, Aitor García (PAS), como era esperado, fue el único que expresó con su voto un claro y vehemente desacuerdo con los presupuestos o, más bien, con la manera en la que éstos se gestaron. García denunció una «total falta voluntad de diálogo y de trabajar por los vecinos» e insistió en que se intentó dejar a Bimenes fuera del reparto.

En esta línea, el edil recalcó que la reducción de las subvenciones para los técnicos de desarrollo local obligó a hacer una agrupación de ayuntamientos. En el momento de hacer el reparto de dicha aportación se optó, apuntó García, por excluir a Bimenes del mismo, apoyando la decisión en que el agente de desarrollo local trabajaba permanentemente en el concejo. La mencionada exclusión «tuvo poco recorrido porque ese desvío de poder causaba una incompatibilidad con las bases y el fin de la subvención», apuntó. El regidor yerbato recalcó, además, que «lleva tiempo planeando la sombra de un gerente que quieren nombrar a dedo, y cuya designación todavía no está clara».

García quiso recalcar que «nuestro compromiso con el pago regular a la comarca es firme, y con una cuantía superior a la que nos corresponde para poder amortizar deuda lo mas rápido posible, ya que la falta de liquidez puede repercutir negativamente en la prestación de servicios». En este sentido, el edil quiso añadir que «defendemos la figura de las mancomunidades y, sobre todo, de nuestra comarca de la sidra, pero entendemos la gestión o administración de la misma debe de hacerse desde la trasparencia y la voluntad de mejorar la vida de nuestras vecinas y vecinos».

Por su parte, el alcalde de Sariego, Saúl Bastián, valoró los presupuestos aprobados como «equilibrados y ajustados a la realidad». En esta línea añadió la importancia de contar con esas partidas, ya que «encontrándonos como nos encontramos en marzo, era necesario disponer de unos presupuestos». Dentro de los diferentes segmentos de las partidas aprobadas, en el apartado de servicios, las aportaciones más elevadas son las que se corresponden con la asistencia social. Desarrollo local es el segmento que recibe una mayor financiación, seguido de gestión y administración, parque de maquinaria y cultura y juventud.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate