Un tercio de los vehículos nuevos no pasa la ITV a la primera en Pruvia

105.373 vehículos se sometieron a las debidas inspecciones en la ITV de Pruvia en el año 2016. Esta cifra representa un ligero descenso (del 1,6%), con respecto a los datos del 2015. 76.214 turismos fueron inspeccionados el pasado año, frente a los 77.402 del ejercicio precedente, lo que supone una caída del 1,53%. En lo que respecta a las motos, en el 2016 se llevaron a cabo 2.975 inspecciones. En global, el porcentaje de vehículos rechazados en la ITV de Pruvia fue del 27,13%, una cifra ligeramente inferior a la del 2015. En turismos, el porcentaje de coches rechazados (20.174) fue del 26,47% (algo superior al del 2015) y del 17,82% en motos (530).

Resulta especialmente curioso y llamativo el dato relacionado con el porcentaje de coches y motos que no pasan la ITV en Pruvia a la primera. En el caso de los turismos (19.179), éste guarismo se sitúa en el 32,88% (cifras similares a las del 2015) y en el caso de las motos en el 20,40%. Esto equivale a decir que uno de cada tres coches que pasa por las puertas de la ITV de Pruvia por vez primera sale con una calificación en rojo. Cesáreo Marqués, secretario general de la Asociación del Automóvil del Principado de Asturias (Aspa), considera que hay varias razones que arrojan luz sobre este llamativo resultado. «Hace años la gente iba a su al taller antes de pasar la ITV, con la crisis eso ya no se da tanto». Otra explicación al hecho de que muchos vehículos no pasen la ITV a la primera tiene que ver «con las emisiones de gases de ciertos modelos». Desde la asociación del automóvil en la región, su secretario general afirma que «cuando se producen este tipo de rechazos y, especialmente, cuándo éstos afectan a elementos de seguridad del vehículo, la ITV debería pedir una factura de haberlo reparado en talleres legales».