El Ayuntamiento de Siero restituye el alumbrado público del polígono de La Carrera

Dos operarios trabajando en el polígono de La Carrera.
Dos operarios trabajando en el polígono de La Carrera. / NOSTI
  • Para intentar evitar que este episodio se repita, el Ayuntamiento de Siero ha iniciado la restitución del cableado y ha procedido al sellado de la instalación

Un robo de cable ocurrido hace poco más de un mes dejó a una parte del polígono de La Carrera sin alumbrado público. Los ladrones se llevaron unos trescientos metros de cable de cobre de la zona sur del área industrial, la más alejada y escondida de la carretera nacional 634 y provocaron pérdidas de más de dos mil euros en material.

Para intentar evitar que este episodio se repita, el Ayuntamiento de Siero ha iniciado la restitución del cableado y ha procedido al sellado de la instalación. Ayer, el concejal de Infraestructuras, Servicios y Medio Ambiente, Javier Rodríguez Morán, y José Manuel Miranda, edil de Foro, visitaron la zona para comprobar el avance de las obras, que se están ejecutando con medios propios, tanto a través del Servicio de Obras como del Servicio Eléctrico. «Aprovechamos la intervención para realizar mejoras en el saneamiento y modernizar las instalaciones, con lo que el alumbrado mejorará notablemente», apuntó Rodríguez Morán, quien también hizo hincapié en «la sensibilidad» del Ayuntamiento de Siero con las áreas industriales del municipio, a las que definió como «motores de la creación de empleo».

El polígono de La Carrera, de promoción privada, tiene alrededor de once mil metros cuadrados de superficie, más de una veintena de empresas en funcionamiento y está ubicado en las cercanías de El Berrón.

Por otro lado, tanto los operarios como los políticos reconocieron que el robo del cableado de cobre es algo habitual en los polígonos del concejo. «Va por oleadas y por épocas, pero se nota sobre todo en las zonas que están más aisladas, alejadas de las carreteras y donde no hay actividad a última hora de la tarde ni por la noche y por donde no suelen circular vehículos», explicaron.

Así las cosas, los de Lugones y Granda también son dos ejemplos de víctimas de los ladrones que eligen este material para su sustracción por su cotización al alza en el mercado internacional desde hace varios años. «El único modo de intentar frenar este tipo de robos es evitando que puedan acceder de forma sencilla al cable de cobre», señaló el concejal de Servicios.