Vecinos de Lugones advierten de la existencia de cinco vertederos ilegales

Residuos acumulados en El Cuetu.
Residuos acumulados en El Cuetu. / SUSANA SAN MARTÍN
  • Colchones, residuos farmacéuticos y escombros afean El Cuetu ante la inexistencia de un punto limpio en la zona, denuncia Biodevas

La zona de El Cuetu volvió a ser este fin de semana un improvisado depósito de residuos y basuras. A pesar de que hay un buen número de carteles que advierten de sanciones de entre 750 y 3.000 euros para quienes arrojen desperdicios, particulares y empresas de limpieza e incluso farmacéuticas, de acuerdo con los colectivos vecinales, vierten en esta zona desde colchones, muebles viejos, restos de sanitarios a material de obra hasta otros residuos farmacéuticos.

Hace relativamente pocos meses Biodevas organizó una limpieza de residuos en El Cuetu. Veinte voluntarios recogieron residuos orgánicos, papel y cartón, plásticos, vidrio, loza, ropa, neumáticos y hasta más de media docena de bolsas con restos de uralita. Tárik Vázquez, fundador de la asociación medioambiental, señaló ayer que, en efecto, en los últimos días se ha vuelto a acumular basura y residuos en diferentes localizaciones. En este sentido, Vázquez recalcó que son varios los vecinos que les han trasladado que esta práctica no sólo se deriva de los malos hábitos de los particulares, sino también de la negligencia de algunas empresas.

Vázquez apuntó que «en Lugones tenemos localizados hasta cinco vertederos ilegales, dos de ellos en El Cuetu y en la zona de las vías del tren, sobre todo destinada a plásticos y mobiliario viejo». El representante de Biodevas apuntó que, desde la asociación, se ha comenzado recientemente una campaña de concienciación y recogida a nivel local.

Sin punto limpio

Las asociaciones vecinales ponen el acento en la ausencia de un punto limpio en la localidad, una de las razones por las que las malas prácticas de vecinos y empresas hacen que los residuos se acumulen en varios 'puntos negros' de Lugones. «La presencia de vertederos ilegales en Lugones se debe a que no tenemos un punto limpio cercano en la localidad», señaló Tárik Vázquez. «Si queremos deshacernos de esa clase de residuos tenemos que ir hasta Pola de Siero, siendo el núcleo de población más importante del concejo deberíamos contar con este tipo de instalaciones en Lugones».

Además del hecho de que el punto limpio más cercano se encuentre a unos quince kilómetros, el portavoz de Biodevas recalcó que los numerosos vertidos de desperdicios ilegales se deben a que «falta también un poco de conciencia ciudadana». La accesibilidad de algunos puntos de El Cuetu provoca, según el fundador de la asociación medioambiental, que «furgonetas de empresas de limpieza, farmacéuticas y particulares» tengan cierta vía libre para sus malas prácticas. Vázquez apuntó que la zona de campiña de El Cuetu debería ser especialmente vigilada, en virtud de la «especial biodiversidad» que en ella se asienta. En los últimos días, vecinos y residentes en las inmediaciones de este espacio verde alertaron de la presencia de escombros, restos de material de fontanería, colchones, muebles y otros excedentes de obra.