La Fiscalía pide el cierre del Club Model's por tener a treinta y dos trabajadoras en situación ilegal

  • Trabajo constató en enero que de las 57 personas de la plantilla del local de alterne, solo 25 estaban dadas de alta en la Seguridad Social

Tiene licencia municipal de apertura para pensión de una estrella, cafetería y sala de fiestas, pero el Club Model's, ubicado en el polígono industrial de Granda, en Siero, es uno de los locales de alterne más conocidos de Asturias.

El lunes, tanto el dueño como el encargado se sentarán a las diez y media de la mañana en el banquillo de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial acusados de tener a treinta y dos mujeres trabajando en situación ilegal, más de la mitad de la plantilla, en la que figuran cincuenta y siete personas. El fiscal pide para ellos un año y medio de prisión y la clausura del local durante dos años, así como la suspensión de actividades de la sociedad propietaria.

Según mantiene el Ministerio Fiscal, el pasado 22 de enero, el establecimiento recibió la visita de miembros de la Inspección de Trabajo junto al Grupo Operativo de Extranjeros de la Policía Nacional. «Se comprobó que se encontraban trabajando como camareras de alterne treinta y dos personas que no estaban dadas de alta en la Seguridad Social, de las cuales una de ellas estaba percibiendo la prestación de desempleo y otra carecía de la preceptiva autorización administrativa para trabajar en España», recoge el escrito de acusación.

Por su parte, la Inspección de la Seguridad Social manifestó que, en ese momento, la plantilla de la empresa era de cincuenta y siete personas, de las que solo estaban dadas de alta veinticinco, por lo que la Inspección de Trabajo tramitó su incorporación ese mismo día. Sin embargo, fue el único que cotizaron, ya que la empresa optó por darlas de baja.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores recogidos en varios artículos del Código Penal, y solicita un año y seis meses prisión para cada acusado, una multa de nueve meses con cuota de diez euros al día con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago.

Además, pide que se condene a la sociedad propietaria a las penas de suspensión de actividades y a la clausura del establecimiento durante dos años y que los acusados, de forma conjunta y solidaria, indemnicen a la Tesorería de la Seguridad Social en las cantidades que han dejado de ingresar, más los intereses legales.

En el momento de los hechos, uno de los acusados era el propietario, administrador y legal representante de la sociedad titular y responsable del establecimiento. El segundo era el encargado del club que se ocupaba de la gestión diaria y de su normal funcionamiento.

Juicio pendiente

El Model's no es el único club de alterne de Siero que tiene que rendir cuentas a la justicia. La Fiscalía solicita también dos años de cierre para otro establecimiento ubicado en la parroquia de Viella por tener a veintisiete mujeres trabajando sin estar dadas de alta en la Seguridad Social.

En este caso, los acusados son cuatro y el fiscal también pide prisión y el pago de una multa. El juicio estaba fechado para octubre del pasado año, pero tuvo que aplazarse porque uno de los acusados no se presentó. Aún no se ha fijado una nueva fecha para la vista oral.

Temas