El Comercio

El Instituto de Llanera educará en hábitos sanos a 220 estudiantes

Presentación del programa en el IES Llanera.
Presentación del programa en el IES Llanera. / E. C.
  • El 17% de los alumnos reconocen no tomar nunca fruta y uno de cada doce de entre 12 y 13 años admite haber probado ya el tabaco

Cambiar los hábitos de vida de los jóvenes en el momento en el que son más permeables. Ese es uno de los objetivos de los dos programas que se van a desarrollar en el Instituto de Educación Secundaria de Llanera en los meses de mayo y junio. El primero, denominado 'Red Manzana', se orienta a fomentar la alimentación saludable y el ejercicio. El segundo, 'Soy joven, soy rebelde... yo no fumo', busca prevenir el tabaquismo y, asimismo, evitar su efecto en los llamados fumadores pasivos. Más de 30 profesionales, entre profesores y sanitarios, intervendrán en estos talleres, dirigidos a unos 220 alumnos. Es el quinto año en el que se desarrolla el programa.

Los resultados de las encuestas realizadas el año anterior a alumnos del centro educativo llanerense muestran datos como que el 7% no ingieren alimentos entre la cena y la comida del día siguiente, que la mitad no comen nada entre las ocho de la mañana y las tres de la tarde, o que un 17% de los muchachos y muchachas reconocieron que no prueban nunca la verdura. Asimismo, uno de cada doce jóvenes encuestados admitió haber probado ya el tabaco a una edad tan temprana como los 12 o 13 años. Isabel Fernández, concejala de Participación Ciudadana, Sanidad y Servicios Sociales del Ayuntamiento de Llanera, destacó ayer en la presentación de ambos programas la importancia de «establecer un ocio alternativo» en la vida de los adolescentes, de cara a que no se sientan tentados de refugiarse en el tabaco o el alcohol a edades tempranas.

Se felicitó, asimismo, de que esta iniciativa gestionada entre el instituto, el Ayuntamiento, la Consejería de Salud y la gerencia del Área Sanitaria IV se vaya «consolidando año tras año». Carlos Suárez, Director del I.E.S Llanera, explicó que, mediante las charlas, talleres y actividades que se han programado durante este mes y el siguiente, «los chavales aprenden sin esfuerzo y pueden ver la labor de los profesionales en el ámbito escolar». En su opinión, es determinante concienciar a los estudiantes de que la salud comienza en la prevención y en el cuidado de la alimentación. José Ramón Hevia, director del Departamento de Promoción de Salud del Principado, insistió en que la colaboración entre el ámbito educativo, las administraciones y la sanidad resulta «clave».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate