El Comercio

Trespando dice adiós a la escuela

Los alumnos de las cuatro escuelas del CRA de Viella participaron en los actos de clausura de Trespando.
Los alumnos de las cuatro escuelas del CRA de Viella participaron en los actos de clausura de Trespando. / FOTOS: PABLO NOSTI
  • El centro, que pertenece al Colegio Rural Agrupado de Viella, cerrará el martes sus puertas debido a la inexistencia de matrículas para el próximo año

  • «Marcará nuestras vidas de forma positiva», aseguran sus cuatro últimos alumnos

Cuando Aarón Fernández, Raúl Blanco y las mellizas Andrea y Aida San Antonio crucen el martes las puertas de la escuela de Trespando para iniciar sus vacaciones de verano, se llevarán consigo cincuenta y siete años de historia. Son los cuatro últimos alumnos y en unos días finalizarán sexto de Primaria, por lo que debido a la inexistencia de matrículas para el próximo curso, la escuela cerrará sus puertas. «Llevamos aquí nueve años y nos da mucha pena», reconocieron ayer durante el acto de despedida que celebraron junto a profesores, familias, vecinos y el resto de compañeros del Colegio Rural Agrupado (CRA) de Viella, al que pertenecen.

«Estamos seguros de que el paso por esta escuela marcará de forma positiva nuestras vidas», aseguró Andrea, que representó a los alumnos en un simbólico Consejo Escolar. En septiembre, los cuatro se incorporarán al IES Río Nora, en La Pola, para estudiar Secundaria. «Nos gustaría seguir aquí, es nuestro colegio de siempre y aprendimos muchísimo, lo vamos a echar mucho de menos», destacaron.

Durante estos años han sido testigo directos de la despoblación que ha sufrido la zona. «Llegamos a ser más de veinte niños, pero todos se fueron marchando», lamentan.

Su tutora, Tere Pérez, no pudo contener las lágrimas de emoción. «Estudié en una escuela rural y guardo un fantástico recuerdo que he tratado de transmitirles; estos seis años han sido la mejor experiencia de mi vida», señaló.

También visiblemente emocionado, Manuel Cuevas, director del CRA de Viella, recordó que cuando se constituyó en 1993 lo formaban ocho escuelas. «El año que viene cumplimos veinticinco años y el cierre es una triste pérdida; paradójicamente ahora tenemos más alumnos que cuando empezamos, el próximo curso seremos 155 pero hay menos escuelas, lo que nos debería hacer reflexionar sobre dónde disfrutamos de una verdadera calidad de vida», apuntó. El cierre de Trespando se sumará al de las escuelas de La Collá, Vega de Poja, Leceñes y Quintanal. Continúan en activo las de Viella, Aramil y Faes.

Por su parte, el alcalde de Siero, Ángel García, recordó que la escuela llegó a tener cincuenta alumnos y reconoció que «el cierre es un reflejo de la evolución de la población, que abanona la zona rural». A partir de ahora, el edificio será utilizado por los vecinos, que ayer no dudaron en sumarse a la despedida. «Es un día triste, daba mucha alegría ver a los críos jugando en el patio, me prestaba cuando los sentía desde casa», apuntó Ángeles Vázquez, alcaldesa de barrio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate