Ni Donald Trump se pierde las carrozas de Valdesoto

Manolín charla con Donald Trump tras descubrir su pasión por Asturias en la carroza de El Chabolu./
Manolín charla con Donald Trump tras descubrir su pasión por Asturias en la carroza de El Chabolu.

Valdesoto vuelve a llenarse para disfrutar de su monumental desfile de carrozas, en el que la agrupación Como Yera Antes bate récords al cumplir veinte años

LYDIA IS

Valdesoto cumplió ayer el sueño americano. El esfuerzo y dedicación que desde hace semanas, incluso meses, ponen las diferentes agrupaciones para construir sus carrozas, se vio recompensado con un éxito rotundo del concurso provincial que presenciaron miles de personas y que a sus cincuenta y seis años, volvió a demostrar que la parroquia sierense es un ejemplo de creatividad y trabajo en equipo.

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, fue uno de los invitados estrella. Llegó en la primera carroza, la de la peña El Chalupu, que estrenó las carcajadas de los presentes. El líder americano cogió por sorpresa a Manolín, que había emigrado desde Valdesoto buscando fortuna y se lamentaba de que en el poblado 'amish' al que había ido a parar no había encontrado el futuro que esperaba. Además, temía que Trump lo deportara por ser extranjero. Mientras le contaba sus penas a su vecino José Lewis y le confesaba que echaba de menos «el pandero de les socorristes de Xixón», el presidente hizo su entrada triunfal. Pero para sorpresa de Manolín, desveló que había conocido a Melania en el baile del Samoa y que ésta era de Carbayín. Lejos de expulsarlo del país, lo invitó a volver a Asturias de fiesta, un trato que Manolín aceptó encantado.

La política internacional tuvo varios guiños a lo largo del desfile, al igual que la nacional, presente en la irónica representación de la peña Cotiellos; 'Na raya', en la que los carteles electorales animaban a votar a Pepiño, con la promesa de 'Os (R)Lo (B)Dará Todo'. Un grafiti había transformado el Ayuntamiento en el Hay Untamiento. La carroza fue la más larga de toda la comitiva y llevó música en directo.

También con un componente crítico regresó al desfile, tras el parón del pasado año, la Asociación Sociocultural El Llagarón, que puso en escena unas jornadas de puertas abiertas en el cielo y en el infierno. Con Jehová y Lucifer de vacaciones en un resort de Orión y con San Pedro y Pedro Botero al mando, un Jesús deprimido por el fracaso de su misión en la Tierra, descubría que entre ambos lugares no hay ninguna diferencia. Lo que empezó en tono de comedia terminó invitando a una reflexión acerca del sistema y con críticas a los cargos eclesiásticos «que son los primeros en saltarse el Evangelio».

Por su parte, una de las carrozas más aplaudidas fue la de la agrupación Como Yera Antes, que cumplió veinte años ininterrumpidos en el desfile, convirtiéndose así en la más longeva de las participantes. Para celebrarlo, sus integrantes tiraron de recuerdos e hicieron un repaso a modo de homenaje por todas sus representaciones, presentes también en forma de cuadros en el enramaje de la plataforma. Además, volvieron a demostrar su pericia en la construcción de las decoraciones, todas ellas extensibles y con sorpresas que lograron que el público terminara de rendirse con una versión adapatada de 'Despacito'.

Musical fue también la carroza de Peña' L Tixil, en la que los jóvenes dejaron claro que tienen mucho que decir en el concurso. Al ritmo de Pimpinela y con un toque costumbrista, quedó claro que la que manda en casa es la mujer. También optaron por las representaciones tradicionales los integrantes de Les Escueles, con unas divertidas vacaciones en Valdesoto; Los Marotos, con 'Como una tapia', una hilarante escena en la que Antón y Maruja logran que su hijo se marche de casa; y El Chole, que se estrenaron con la lucha de Telvina contra la construcción de un muro en Valdesoto.

Otro que no quiso perderse la fiesta fue Chanquete, que desveló que lo de su muerte hace treinta años había sido un engaño. En el barco de la peña Peña Milwaukee, de Carbayín, el verano fue 'verde', con registro de la Guardia Civil incluido en busca de sustancias prohibidas. Y 'Jarry Pote' también hizo su aparición en un intercambio en la escuela de magia de la peña de Bendición en la que no faltó el malvado Voldemort. La carroza con la reina de las fiestas, Lidia Ordiales y sus damas de honor Paula Suárez, Eva Vigil y Elena Dapía cerró el desfile.

Fotos

Vídeos