El Ayuntamiento de Siero estudia permitir el paso de coches por el túnel de Paredes

El túnel de Paredes, al inicio de las obras. / E. C.

M. G.

El Ayuntamiento de Siero está buscando una fórmula para que el túnel de Paredes bajo la A-66 pueda ser transitado por ciclistas y peatones, sin impedir el acceso rodado a los vecinos y residentes en la zona. Según la Asociación de Vecinos de Paredes, el alcalde de Siero, Ángel García, les propuso ayer en una reunión celebrada a mediodía la posibilidad de dedicar una partida presupuestaria, en 2018, para la instalación de vallas en el paso que delimiten la zona destinada a bicicletas y peatones y la separe de los turismos. Esa opción incluiría también la instalación de un semáforo que regulase el paso de los coches por la senda, ubicada en las inmediaciones de la zona comercial.

Uno de los representantes de la asociación vecinal presentes en la reunión explicó que «la valla cumpliría la función de protección de los peatones y cicloturistas y el semáforo regularía el tránsito de vehículos de manera unidireccional, garantizando así el correcto flujo de tráfico». El encuentro celebrado en el día de ayer se corresponde con el compromiso alcanzado en el Pleno del 28 de septiembre, para establecer una reunión con la Asociación de Vecinos de Paredes de cara a buscar una solución a la petición realizada por los representantes en dicha sesión. A finales de agosto el alcalde de Siero anunciaba que el Ayuntamiento iba a suprimir el tráfico rodado en el túnel bajo la autopista A-66. El regidor explicó entonces que el objetivo de esta medida era «garantizar el paso de peatones y bicicletas con seguridad».

Los trabajos de adecuación del túnel contaron con un presupuesto de 46.354 euros. Los vecinos de Paredes no vieron con buenos ojos un proyecto que, desde su perspectiva, hacía que los trayectos y desplazamientos en coche hacia Lugones u Oviedo se multiplicaran en distancia y tiempo.

Fotos

Vídeos