Bodas de plata del mercado de Asturias

Vista general del mercado de ganado de Siero. / Pablo Nosti

El mercado de ganado de Siero resiste como el gran referente en la región desde 1992

MARCOS GUTIÉRREZSiero

Hasta hace no tanto tiempo no era extraño ver a las reses compartir las calles de la Pola con los viandantes y conductores. Y es que la plaza de Olof Palme (originalmente en Les Campes) era el lugar en el que ganaderos y tratantes realizaban sus transacciones semanalmente. Todo eso cambió el 26 de septiembre de 1992. El martes hará 25 años que se inauguraron las instalaciones del Mercado Nacional de Ganado de Pola de Siero, en los terrenos de la granja-escuela de la extinta Diputación Provincial. El mercado cuenta con capacidad para albergar 4.500 terneros de recría y 1.200 reses de ganado vacuno mayor, en jaulas independientes. A día de hoy el mercado se encuentra Calificado Sanitariamente y está inscrito en el Registro de Centros de Concentración para Intercambio Intracomunitario de Ganado, contando con sistema informático de identificación propio (en su momento, el primero del país) y registro de los animales que acceden al mismo. Estos días las instalaciones acogen el XXXIV Concurso-Exposición Regional de Ganado Vacuno Selecto, que tiene por objeto la promoción, mejora y selección de animales pertenecientes a las razas más representativas de Asturias (Frisona, Asturiana de los Valles, Asturiana de la Montaña y Parda).

Vinculación con La Pola

Quien también celebra sus bodas de plata como director del mercado es José Luis Díaz. El único responsable que ha conocido el equipamiento destaca que «hay que pensar que el mismo origen de Pola de Siero está íntimamente asociado al mercado; la villa se desarrolló a partir de la Carta Puebla en la que se otorgó la posibilidad de hacer uno». Considera que la estrecha vinculación del mercado con La Pola no es únicamente económica o histórica, sino también física. «En estos 25 años el desarrollo de la población ha supuesto que esté relativamente integrado en el casco urbano de la ciudad». Pese a que reconoce que «no tiene la pujanza» de hace un cuarto de siglo, las instalaciones siguen manteniendo una fuerza «importante de carácter regional, nacional e internacional». «Da un servicio a toda la comunidad autónoma; desde aquí salen animales a países de la UE y todas las regiones de España», explica.

El que a día de hoy es el mercado de comercialización más importante de Asturias, con categoría intracomunitaria, está ahora, según su director, «más ligado al comercio regional para la venta y al nacional e internacional para la compra». En su opinión, dos de los cambios que se han producido en estos años son, por un lado, la profesionalización cada vez mayor de los operadores comerciales y, por el otro, la especialización del ganado hacia los animales de carne. Explica que, a lo largo de estos años, el mercado ha superado «muchos avatares; nos tocaron crisis como la vacas locas o la fiebre aftosa y, aún así, hemos abierto ininterrumpidamente salvo tres meses en el 2001». A su pujanza como uno de los primeros mercados de España y Europa por número de animales y transacciones se une su condición de recinto que «aporta muchas actividades al concejo». Eventos emblemáticos como los conciertos de Ricky Martin o Joaquín Sabina, juras de bandera, o concentraciones de camiones. han tenido lugar entre sus muros. El concejal de Seguridad Ciudadana, Ferias y Mercados, Movilidad y Turismo y Festejos del Ayuntamiento de Siero, César Díaz Rodríguez, destaca que «en estos 25 años la valoración de la trayectoria del mercado es más que positiva, a pesar de la situación general en el sector ganadero, que se hace notar».

«Las instalaciones están muy bien. Sobre todo, son muy cómodas para los ganaderos»

El concejal delegado del área de mercados en Siero explica que por las instalaciones «han pasado un total de 3.085.000 cabezas de ganado y las transacciones han alcanzado un valor de 1.142 millones de euros». Los últimos tres años han sido de crecimiento sostenido, tanto en el número de cabezas de ganado como en el montante de las operaciones. Cuenta con 32 muelles de carga y descarga, con capacidad para que 96 vehículos den salida a animales de manera simultánea. «Ahora me gusta llamarlo el mercado de Asturias; este es el único punto desde el que pueden salir reses a exportación nacional y también para el extranjero», explica César Díaz Rodríguez, que cita Francia como uno de los principales focos semanales de exportación internacional desde el mercado sierense. El edil destaca que, en su momento, la construcción de las instalaciones «fue tan buena que no se ha tenido que hacer apenas inversiones en 10 o 15 años. Ahora sí se van a desarrollar obras, que van a ser fundamentalmente en canalones y en el rayado del suelo. En el exterior de la finca que ocupan las instalaciones también se repasará el asfaltado.

Mercado interprovincial

La llegada del siglo XXI trajo consigo un cambio fundamental para el mercado. Y es que el 8 de octubre de 1998 comenzaron a comercializarse terneros no sólo de Asturias, sino también de comunidades limítrofes. No en vano, la presencia de ganaderos de comunidades limítrofes es una constante desde ese año. Es el caso de Luis Miguel Orejas, de León, que acude a las instalaciones todas las semanas. «El mercado está muy bien en cuanto a instalaciones; sobre todo es muy cómodo para los ganaderos», asegura. Jesús Fernández, también leonés, estima que el de Pola de Siero «es un mercado cómodo y muy equipado, lo que también agradecemos los ganaderos que acudimos».

Temas

Siero

Fotos

Vídeos