Los Bueno recuperan la ilusión

La familia Bueno -José, Manuela, Manuel, Longina y Mercedes- delante de la vivienda quemada. /  NOSTI
La familia Bueno -José, Manuela, Manuel, Longina y Mercedes- delante de la vivienda quemada. / NOSTI

La aprobación de la octava modificación del PGOU de Siero devolverá la legalidad al terreno, que había quedado excluido del ordenamiento en 2006 La familia de Lugones que perdió su casa en un incendio en 2014 podrá reconstruirla

LYDIA IS LUGONES.

En la madrugada del 24 de marzo de 2014, un incendio declarado en la casa de al lado arrasó la vivienda en la que residía el matrimonio formado por José Rodríguez Bueno y Longina Bueno Bueno, ubicada en la carretera que lleva a El Cuetu, en Lugones. No solo lo perdieron todo, si no que cuando se pusieron a reconstruir el inmueble, descubrieron que el Plan General de Ordenación Urbana de 2006 lo había dejado fuera del planeamiento, por lo que el Ayuntamiento de Siero les denegó la licencia.

Cuatro años después, comienzan a ver el final de lo que definen como «un calvario». La Corporación aprobó recientemente, de forma definitiva, la modificación octava del PGOU que, entre otras cosas, incluye la corrección de la alineación de la avenida de Viella a la altura del puente sobre el que pasa la autopista 'Y', en la parte posterior de su parcela, lo que devolverá la legalidad a la propiedad. «Siempre tuvimos intención de reconstruir la casa y ahora lo vemos más cerca, estamos muy ilusonados de volver a vivir aquí; ojalá podamos empezar este año las obras», apunta Longina.

Por el momento, ya han comenzado a trabajar en el proyecto. «Intentaremos presentarlo cuanto antes y confiar en que nos concedan la licencia pronto», añade. Asimismo, pide al Ayuntamiento que ordene el derribo y la limpieza de la vivienda colindante, en la que se originó el fuego y que también quedó destruida. «Es un foco de suciedad y ratas», señala.

Los afectados preparan un proyecto y confían en poder comenzar las obras este año

Durante estos cuatro años han fijado su residencia en un piso de alquiler cercano. El primer año, los gastos corrieron a cargo del seguro, pero desde 2015 han tenido que buscarse la vida. «Sientes mucha impotencia porque además fue una situación que nos llegó de repente, con la que no tuvimos nada que ver», reconoce Longina. «Aquella noche no se me va a olvidar nunca», asegura.

El matrimonio dormía cuando fue alertado del incendio por dos agentes de la Policía Local que se encontraban de patrulla y avistaron el humo que salía de las viviendas. «Les estaremos eternamente agradecidos, si no es por ellos, no lo contamos», recuerdan.

Los Bueno tampoco olvidan a quienes se solidarizaron con su causa y los acompañaron en sus movilizaciones. «La gente se volcó y también el actual alcalde, Ángel García, que se preocupó por darnos una solución en cuanto ocupó el cargo», destacaron.

Longina solo espera que nadie más tenga que pasar por su situación, por lo que aprovechando la actual revisión del Plan General invita al Ayuntamiento a informar a los propietarios de las viviendas que se encuentren fuera de ordenación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos