Ana Cano: «No se puede concebir la filología románica sin la llingua»

Arturo Castro y José Antonio Lobato, de Teatro Margen; Ana Cano, Belarmino Fernández, presidente de la Asociación Cultural de Bueño y Lola Menéndez, que recogió el premio de Carmen Bascarán. /  S. SAN MARTÍN
Arturo Castro y José Antonio Lobato, de Teatro Margen; Ana Cano, Belarmino Fernández, presidente de la Asociación Cultural de Bueño y Lola Menéndez, que recogió el premio de Carmen Bascarán. / S. SAN MARTÍN

La Asociación Yumper premia en La Fresneda los valores y la trayectoria de Carmen Bascarán, la Asociación Cultural de Bueño y Teatro Margen

LYDIA IS LA FRESNEDA.

La defensa del asturiano fue ayer la gran protagonista de la octava edición de los Premios Asturianos de Braveza que concede la Asociación Yumper. La filóloga y expresidenta de la Academia de la Llingua, Ana Cano, fue una de las premiadas «por su dilatado esfuerzo en defensa de la lengua» y al recoger su galardón señaló que «recibir este premio ahora que parece que hay una campaña nacional contra la llingua y su defensa es motivo de alegría». Asimismo, aseguró que «no se puede concebir la filología románica sin el asturiano».

Durante la gala, presentada por Milio 'l del Nido, hubo varios guiños a la oficialidad y el presidente de la Asociación Yumper, Víctor Manuel Vázquez, pidió a su homólogo de la Academia de la Llingua, Xose Antón González Riaño, que traduzca al asturiano el poema de Miguel Hernández 'Vientos del pueblo', del que uno de los versos da nombre a los premios.

En el apartado individual también fue premiada Carmen Bascarán, fundadora del Centro de Derechos Humanos de Açailandia (Brasil). «El mundo tiene que ser de los pequeños o no va a ser», expresó a través de un vídeo de agradecimiento.

Por su parte, en el ámbito colectivo, se reconoció la trayectoria y la actividad de la Asociación Cultural de Bueño y los éxitos y la labor crítica de Teatro Margen, que cumple cuarenta años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos