El circo estrena función en El Berrón a pesar de no tener licencia municipal

El público de El Berrón, ayer, espera el inicio del espectáculo del Circo Coliseo. / SUSANA SAN MARTÍN

LYDIA IS EL BERRÓN.

«El que nunca defrauda». Este es uno de los reclamos que utiliza el Circo Coliseo, que esta semana está instalado en una parcela de propiedad privada en El Berrón y que ayer disfrutaron las 600 personas que acudieron a ver su primer espectáculo.

Sin embargo, la función, que dio comienzo a las siete de la tarde, se celebró sin la perceptiva licencia municipal, cuya autorización corresponde a la concejala de Urbanismo, Noelia Macías. «El circo no tiene licencia ni la va a tener», señaló unas horas antes durante el Pleno, ante las preguntas de la portavoz del PP, Beatriz Polledo, y de la concejala de Somos Ana Ballester.

Macías explicó que los propietarios del circo presentaron solicitud para varias localidades del municipio, pero que solo formalizaron la de El Berrón el pasado día 5. «La administración tiene un mes de plazo para resolver y los días establecidos para la función son antes de que finalice ese plazo, por lo que incurren en causa de inadmisión», señaló. También hizo hincapié en que no hay concordancia entre las fechas de los promotores y las del propietario del terreno y recordó que «la sensibilidad del equipo de gobierno con la protección de los animales es máxima». La edil ya había mostrado esta semana su voluntad de no autorizar la actividad a ningún circo que utilice animales y el Coliseo tiene como estrellas de la función a un elefante, leones, tigres y lobos de Siberia.

Es este aspecto el que ha molestado a Francisco de la Torre, gerente del circo, que salvo la licencia tiene el visto bueno de los informes técnicos y jurídicos del Ayuntamiento, así como del Principado. «Está todo correcto, la concejala está jugando con las cincuenta y cuatro personas que trabajamos en el circo; ¿no piensa en el daño que nos hace?», señaló ayer antes de la función. El miércoles recibió la visita de la Policía Local, que comprobaron que toda la documentación estaba en regla. «Venían a precintarlo, pero no pudieron hacer nada», relata. Asimismo, se escuda en que no tiene ningún papel que le diga que no puede ofrecer el espectáculo.

De la Torre asegura que es la tercera vez que se asienta en el concejo. «Siempre hemos venido con animales y nunca ha habido ningún problema», insiste. Y pide que el alcalde de Siero lo reciba. «Es lo mínimo que tiene que hacer, escuchar a todas las partes», apunta.

El gerente del Coliseo se ampara también en el gran interés que despierta su espectáculo, que tiene unas dos horas y cuarto de duración y varias atracciones únicas. «La gente se va encantada, se puede comprobar en todas las funciones», asegura. La actuación se desarrolló ayer con normalidad y para hoy hay prevista otra. «Nadie nos ha dicho que nos vayamos», señala de la Torre.

Fotos

Vídeos