El colegio de Lieres tendrá un comedor con treinta plazas para el próximo curso

La opresentación del proyecto del nuevo comedor del colegio Xentiquina.
La opresentación del proyecto del nuevo comedor del colegio Xentiquina. / PABLO NOSTI

El alcalde de Siero insiste en la necesidad de mejorar la gestión de este servicio con una concesión de los cobros a la empresa de catering

JOSÉ CEZÓN SIERO.

El Ayuntamiento de Siero sacará hoy a licitación las obras del comedor escolar del Colegio Público Xentiquina de Lieres, que tienen un plazo de ejecución de cuatro semanas y un presupuesto de casi 20.000 euros. El equipamiento dispondrá de unas treinta plazas, diez más que la demanda actual de comedor de este centro, que el próximo curso tendrá unos ochenta alumnos matriculados, según datos municipales.

El proyecto ha sido elaborado por la Oficina Técnica Municipal y consistirá en la rehabilitación de un espacio utilizado como almacén y que con anterioridad había acogido una cocina. La obra se financiará con cargo a la última modificación de crédito. El alcalde de Siero, Ángel García, comentó ayer que se van a agilizar al máximo las obras en este período vacacional para que el comedor pueda estar disponible para el comienzo del nuevo curso escolar.

El regidor explicó que el comedor era una vieja reivindicación de la dirección del colegio y de la asociación de padres, y que algunas familias estaban optando incluso por matricular a sus hijos en colegios de fuera de Siero ante la falta de ese servicio. El concejal del Pinsi, Juan Camino, subrayó también que la construcción del comedor escolar contribuye a fijar población en la zona rural de Siero y, en especial, en una parroquia como Lieres «que perdió mucha población tras el cierre de la mina de Solvay». Y también destacó que los comedores escolares sirven para que los niños con pocos recursos puedan disfrutar de, al menos, una comida al día.

Con este nuevo equipamiento, la mayoría de los colegios de Primaria del concejo disponen ya de su propio comedor, salvo el de Carbayín Bajo y los que integran el Colegio Rural Agrupado de Viella. El alcalde comentó que cada vez existe una mayor demanda del servicio y expresó su deseo de que todos los colegios del municipio puedan ofrecerlo en un futuro, pero añadió que «deberían gestionarse de una manera diferente, sin que la Consejería de Educación pierda sus competencias».

Ochocientos recibos

En la actualidad, el Ayuntamiento se encarga de contratar el servicio de catering y de gestionar el cobro de casi ochocientos recibos, que les remiten desde los colegios. Eso supone una sobrecarga de trabajo y genera numerosos problemas. «La idea sería poder hacer una concesión administrativa a la empresa del 'catering' para que pueda gestionar esos cobros de manera directa», apuntó el regidor. Desde el Ayuntamiento llevan tiempo en conversaciones con los técnicos de la consejería para buscar una solución que satisfaga a todas las partes.

Por otro lado, el Consejo Escolar del Colegio Xentiquina acordó en su última reunión realizar en septiembre una consulta entre los padres para saber si existe demanda real para implantar en el próximo curso los servicios de madrugadores y mediodía, que permitiría dejar a los niños en el centro a las ocho de la mañana y recogerlos a las 15.30 horas, respectivamente.

Fotos

Vídeos