El colegio Xentiquina hará este mes el sondeo sobre el servicio de madrugadores

Dos obreros trabajan en el acondicionamiento del comedor en el Colegio Público Xentiquina. / NOSTI
Dos obreros trabajan en el acondicionamiento del comedor en el Colegio Público Xentiquina. / NOSTI

El Ayuntamiento de Siero ya ha iniciado las obras para dotar al centro de comedor, aunque aún no hay fecha para su entrada en funcionamiento

LYDIA IS LIERES.

La próxima semana dará comienzo el curso escolar y en Lieres lo hará con el servicio de comedor como principal novedad. Además, el director del Colegio Público Xentiquina, Rubén Martínez, confirmó ayer que el centro realizará este mes un sondeo entre las familias para decidir si es viable la implantación del servicio de madrugadores, una iniciativa que permitiría a los alumnos llegar a partir de las ocho de la mañana -una hora antes del inicio de la jornada escolar-, lo que facilitaría la conciliación laboral y familiar.

La demanda partió de un padre y el pasado mes de junio el Consejo Escolar aprobó estudiar su puesta en macha. «Todo lo que sean propuestas de mejora para el centro son bien recibidas y serán valoradas», apuntó el director.

Por su parte, el Ayuntamiento de Siero ya ha iniciado las obras para acondicionar el espacio que se destinará a comedor, aunque aún no hay fecha para su puesta en marcha. La concejala de Educación, Aurora Cienfuegos -quien ayer visitó el centro acompañada por la concejala de Urbanismo, Noelia Macías y los ediles Paula Onís y Juan Camino, de Foro y Pinsi-, explicó que una vez finalicen los trabajos, la Consejería de Educación será la encargada de dotar el mobiliario y el Ayuntamiento informará a las familias sobre las cuotas y los trámites que tendrán que realizar.

El proyecto tiene un presupuesto de 19.930 euros y un plazo de ejecución de cuatro semanas, aunque se estima que las obras estarán terminadas a mediados de mes. El servicio de comedor era una antigua reivindicación de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos y el director calcula que se ocuparán entre quince y veinte plazas de las treinta que se ofertan. «Estamos muy contentos porque ampliar los servicios supone afianzar también las matrículas», apuntó. El colegio iniciará el curso con 86 alumnos.

Fotos

Vídeos