Comerciantes de El Berrón instalan huchas para ayudar a la familia de Rubén Fonseca

El edificio incendiado el lunes en El Berrón. / SUSANA SAN MARTÍN
El edificio incendiado el lunes en El Berrón. / SUSANA SAN MARTÍN

Entregarán el dinero a la viudad e hijas del fallecido en el incendio. La pequeña Carla Fosnseca continúa ingresada en La Paz

E. C. EL BERRÓN.

«¿Cómo íbamos a quedarnos sin hacer nada? Somos un pueblo y todos nos conocemos, lo lógico es estar para lo bueno, pero sobre todo para lo malo». Así define la propietaria de un negocio la iniciativa solidaria que han puesto en marcha en El Berrón para recaudar fondos para ayudar a la familia de Rubén Fonseca Patallo, el vecino de 41 años que en la madrugada del pasado lunes perdió la vida cuando intentaba salir del número 3 de la calle Río Magostales, en el que se originó un incendio en el cuadro de contadores. Con él estaban Aurelia Díaz, de 83 años, que falleció el martes en el Hospital Central y su hija, Carla Fonseca, de cinco años. La niña permanece ingresada en el hospital madrileño de La Paz y está estable dentro de la gravedad.

La idea de juntarse partió de un joven, vecino de la localidad, que el pasado martes planteó a los miembros de un grupo creado en una red social la posibilidad de que quien estuviera interesado contribuyera económicamente para colaborar con la viuda de Rubén, Verónica Iglesias y su otra hija, Nerea. Rápidamente hubo un aluvión de voluntarios y después de debatirlo, decidieron instalar huchas en diferentes establecimientos. Nuevamente, la respuesta fue masiva y en pocas horas ya se habían ofrecido en torno al medio centenar.

Asimismo, la iniciativa se ha extendido a otras zonas y se han sumado a ella varios negocios de la Pola y de los municipios limítrofes, Noreña y Llanera. Este periódico trató de ponerse ayer en contacto con los promotores de la campaña, pero rechazan ofrecer información y hacer declaraciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos