«Confío en la Justicia», afirma Antuña tras su declaración

J. C. D. POLA DE SIERO.

«Fue todo bien, dije lo que tenía que decir y confío en la Justicia». Esas fueron las únicas palabras pronunciadas ayer por la alcaldesa de Noreña, Amparo Antuña, tras prestar declaración en el Juzgado de Instrucción número 1 de Pola de Siero, a raíz de una denuncia interpuesta por la Fiscalía por el fraccionamiento de tres contratos con una misma empresa para realizar labores de desbroce y por un importe total de 22.503 euros.

Fueron los dos concejales del Grupo Municipal de Izquierda Unida de Noreña -Cristina Sánchez y René Coviella- quienes presentaron una denuncia ante la Fiscalía por un supuesto delito de prevaricación administrativa. Y en abril se incoaron unas diligencias de investigación. La Fiscalía solicitó documentación en el Ayuntamiento y determinó que «no existía crédito presupuestario y suficiente en el presupuesto del ejercicio 2016 para la cobertura de las facturas presentadas por la mercantil».

Fotos

Vídeos