«Estoy muy contento, sería el primer cronista de la historia»

J. C. D. LUGONES

«Estoy muy contento, entre otras cosas, porque sería el primer cronista de la historia de Lugones y eso tiene su encanto», declaró ayer José Antonio Coppen, quien confesó que ya no se esperaba ese reconocimiento institucional tras dos experiencias infructuosas.

Coppen recordó que ya le había propuesto el periodista Pablo Martínez Vaquero durante el mandato de Juan José Corrales «y no prosperó». Y en el anterior mandato tampoco salió adelante otra petición para que diera nombre a la Casa Municipal de la Cultura, que se mezcló con otra propuesta para que fueral el dramaturgo Etelvino Vázquez.

«A partir de ahora ya no podré decir aquello que decía antes de que no me esperaba nada de 'la Pola política'», bromeó, aunque añadió que «es una lástima que haya tenido que llegar un vecino de Lugones a alcalde de Siero para que se preocupe de dar la categoría de cronista oficial».

Coppen recordó sus 52 años dedicados a la escritura «y pensando casi siempre en Lugones» y se mostró «satisfecho» por haber escrito los dos primeros libros sobre la historia de la parroquia.

Como anécdota, Coppen declinó ayer desvelar su edad: «Eso forma parte del patrimonio de las personas como su cuenta corriente». Y añadió que, cuando se lo preguntan, «me llevo el dedo índice a la frente y digo 'de aquí, 30, porque soy una persona que evolucionó y me gusta cultivar la mente como si fuera un huerto; hay gente de mi generación que está aún en los años sesenta».

Fotos

Vídeos