La Coordinadora Ecologista alega contra la ampliación de Caleras de San Cucao

La entidad cree que el aumento de la cantera va a tener unos efectos negativos para unos vecinos «que llevan años quejándose del impacto»

MARCOS GUTIÉRREZ SAN CUCAO.

La Coordinadora Ecologista de Asturias ha presentado alegaciones al proyecto de ampliación de la cantera de Caleras de San Cucao S. A., en Llanera, por el negativo efecto «que va a tener para los vecinos que llevan años quejándose del impacto de las actuales instalaciones, que son la cantera y el calero». La coordinadora explicó ayer en comunicado que las mencionadas instalaciones desarrollan «una actividad potencialmente contaminadora del aire, que los vecinos de Llanera vienen denunciando desde hace décadas por el elevado polvo y ruido que generan en su entorno».

Desde la entidad se pone de manifiesto la necesidad de hacer un estudio ambiental «en condiciones, no el documento reducido que presentan hecho a medida». De acuerdo con la entidad, en el estudio de la empresa se aduciría que el polvo que se genera y el que se va a producir «no es peligroso», porque se somete a los trabajadores a análisis del contenido en sílice «y este es normal». «Hay que recordar que no solo los vecinos, sino hasta los trabajadores han denunciado en varias ocasiones en los últimos años el polvo y el ruido que soportan, tal como han recogido los medios de comunicación», continuó la coordinadora. La entidad lamentó que se minimice, en el estudio realizado por la empresa el impacto acústico en el entorno de las voladuras, la cantera y la factoría, por el que «ya llegaron las denuncias vecinales al juzgado en el año 2008». La Coordinadora Ecologista valora como «sorprendente» que se «minimice el impacto ambiental sobre las aguas subterráneas, cuando es colindante con el arroyo de las Cueves de San Cucao, para el que la misma Universidad de Oviedo solicitó su inclusión en la red Natura 2000».

A principios del pasado mes de junio, los vecinos de la localidad de Agüera denunciaron la que, desde su punto de vista, era una quema indiscriminada procedente de los hornos de Caleras de San Cucao, con el resultado de depósitos de residuos y polvo en sus propiedades. Pocas semanas después, los vecinos de Tuernes El Grande hacían lo propio, poniendo el acento, además, en los ruidos generados por las instalaciones. Un estudio sobre el cambio climático en España durante 2015, elaborado por el Observatorio de Sostenibilidad, determinó que Caleras de San Cucao era, de acuerdo con sus datos, una de las empresas de la región que más gases de efecto invernadero liberaba a la atmósfera.

Fotos

Vídeos